Amnistia i Llibertat ha llevado a las Naciones Unidas "la represión y la extorsión económica contra el independentismo" con un informe que denuncia que los diversos encausados por el procés acumulan más de 17 millones de euros en fianzas.

Según ha avanzado El Matí de Catalunya Ràdio y ha podido confirmar la ACN, la asociación ha enviado una comunicación a los relatores especiales de la ONU en nombre de los encausados que son cargos y trabajadores del Govern para informar de "vulneraciones de derechos" y "carencias judiciales".

TUIT Amnistía y Libertad ONU

Represión económica

El objetivo del escrito, apuntan, es "dar visibilidad a la represión, que no se detiene con prisiones arbitrarias, sino que también puede ser represión económica y, además, a nivel estructural."

El escrito presentado a los relatores de la ONU también apunta en casos de vulneración del derecho al juicio justo, la duplicidad de sanciones, de ataque a grupos minoritarios o de falta de igualdad delante la ley por motivo de opinión política.

TUIT Amnistía y Libertad ONU

"Se denuncia el acoso judicial por razones políticas", afirma Amnistia i Llibertat, que apunta que la intención del informe es "alertar de que la represión todavía continúa y forzar una acción por parte de los relatores de las Naciones Unidas".

Pronunciamiento conjunto

En concreto, se pide a los relatores que hagan un pronunciamiento conjunto "para que se detengan los actos de intimidación, acoso judicial y económico" y que envíen "cartas urgentes al Gobierno" para exigir el fin de esta situación. En este sentido, Amnistia i Llibertat también invita a los relatores de la ONU a hacer una visita al país para "investigar el acoso judicial a gran escala".

La Ley de Amnistía

Por su parte, el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, anunció este martes que la entidad ejercerá el derecho de petición para volver a traer la Ley de Amnistía al Congreso. Después de que la Mesa del Congreso no haya admitido a trámite la Ley de Amnistía y la iniciativa no se pueda debatir en el pleno, Òmnium criticó que el PSOE se sume a la extrema derecha y niegue el debate "democrático" a la cámara baja española.

Mauri apostó por la vía "cívica" para que la ciudadanía firme a favor de la medida y llegue a la cámara baja española con el "máximo apoyo" de los catalanes. Mauri habló de una "triple ofensiva política, ciudadana y social" a favor de la amnistía y que convocarán una movilización en las plazas del país el 10 de abril para recoger firmas.

 

Foto principal: La sede de las Naciones Unidas en Ginebra / Pixabay

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat