El alcalde de Puigcerdà, Albert Piñeira, ha pedido este jueves a los barceloneses que no vayan a la Cerdanya durante el puente de la Mercè por el alto riesgo de contagio de coronavirus en el municipio. En una entrevista en Rac1, Piñeira ha advertido de que los indicadores del coronavirus no son buenos y de que tener una afluencia notable de visitantes no ayuda.

Por lo tanto --ha detallado-- habrá "restricciones, limitaciones para la hostelería, los restaurantes y los comercios" para evitar contagios de coronavirus. El alcalde pide minimizar al máximo los desplazamientos y la movilidad, puesto que el riesgo de rebrote y la tasa de contagios "son muy altos", y aconseja evitar el contacto social, también para los vecinos de la Cerdanya.

Según los datos de la Conselleria de Salud, Puigcerdà registra una tasa de positivos de 272,66 por cada 10.000 habitantes, y tiene 264 positivos confirmados sobre una población de 9.258 habitantes.

Por su parte, el director general adjunto del hospital Cerdanya, Xavier Conill, ha explicado que la situación del hospital es estable, que tienen cinco pacientes positivos por el virus ingresados y dos sospechosos de serlo. Recomienda prudencia y seguir las recomendaciones, puesto que el aumento de contagios no se registraría durante los días de puente sino que se verá de forma "retardada".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat