Después de que hoy La Vanguardia haya publicado que "sectores del PP exploran una candidatura alternativa en Albiol", hoy, el coordinador general del Partido Popular catalán ha salido en Els Matins de TV3 a negar que sea así: "Es la primera noticia que tengo, creo que no me han hecho la cama".

Admitiendo que "en política no hay nada definitivo", Xavier García Albiol ha defendido su proyecto "para situar al PP en el debate central de Catalunya" y ha puesto de manifiesto que "yo estoy en política no para ganar congresos, sino para ganar elecciones".

Ahora bien. Si finalmente se confirmara que los militantes y la dirección del partido "no quieren que continúe", Albiol ha aceptado no presentarse para no "abrir ninguna batalla" porque, ha asegurado, "no iré a pelearme para ganar congresos, iré a defender un proyecto" que, entre otras cosas, comporta "una renovación del PP en Catalunya".

El 'procés' contra las rocas

Las palabras que ayer el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, coló en la ONU avisando de que el proceso soberanista "avanza a toda máquina", el coordinador del PP catalán ha ratificado estas declaraciones, pero con un añadido, que "el proceso va a toda máquina, pero no se sabe hacia dónde, a mí me parece que va hacia las rocas".

Precisamente por eso, Albiol ha vuelto a reivindicar la importancia de su figura en el partido porque su prioridad es "detener eso", pero también se ha lamentado que un gobierno en funciones en el Estado "es el escenario que más gusta a los independentistas.

Ratificándose en su 'no' a la cuestión de confianza del president del Govern, Carles Puigdemont, Albiol ha retado al president a ir a Madrid "con una propuesta de reforma constitucional asumible" porque, aunque ha reconocido que "con la población que es independentista de sangre es muy difícil que nos pongamos de acuerdo", ha recordado que hay una parte de la ciudadanía que ahora vota partidos soberanistas pero "que si hay una propuesta, no tienen ningún tipo de problema en aceptar un acuerdo con el resto de España".

Devolver el escaño

Albiol ha querido dejar claro que "sin todos los casos de corrupción, el PP estaría en 160 diputados" y se ha lamentado de que "es evidente que estas situaciones nos han pasado factura". Por eso ha considerado que si él fuera Rita Barberá "hubiera dejado el escaño en el Senado", aunque también la ha defendido asegurando que "ha sido la mejor alcaldesa que ha tenido València", así como subrayando que el hecho de estar imputado "no quiere decir nada" porque "yo mismo estuve imputado un año sólo porque me llamaron a declarar".

En este terreno, el coordinador del PP catalán también ha salido en defensa de la figura del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y ha querido dejar claro que "seguirá siendo un activo del PP" porque, ahora mismo, "se le está haciendo una campaña agresiva".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat