Primeras horas de campaña por el referéndum y primeros incidentes. Durante esta noche de jueves a viernes, la primera de la campaña del 1-O, se ha llevado a cabo la tradicional pegada de carteles por toda Catalunya. Esto ha provocado las primeras actuaciones de los cuerpos policiales como policía judicial siguiendo las directrices de la Fiscalía, que ordenó que no se permitiera ninguna acción con el objetivo de colaborar en la celebración del referéndum catalán.

En varios puntos de Catalunya, tanto la Policía Local como la Guardia Civil han tomado medidas contra los grupos de personas, mayoritariamente de la CUP y de las JERC, que pegaban carteles a favor del 'sí' en las calles.

En Les Cases d'Alcanar, tres militantes de la CUP han sido detenidos por la Guardia Civil mientras estaban colgando carteles. Lo ha denunciado el mismo partido a través de su cuenta en Twitter. Los agentes los han llevado al cuartel del cuerpo armado de La Ràpita. Después de ser identificados, han quedado en libertad.

En Cerdanyola del Vallès, agentes de la Policía Local y de los Mossos D'Esquadra han identificado a la concejala de Compromis per Cerdanyola (candidatura local de la CUP) y primera teniente de alcalde, Elvira Vila, también mientras participaba del encartelada a la ciudad.

En Montcada i Reixac y Ripollet, la Policía Local ha parado a un grupo de militantes de ERC y las JERC cerca de las 12 de la noche. Los agentes han identificado a los jóvenes y, después, les han confiscado el material de campaña que llevaban. En el caso de Moncada, les han requisado los carteles, una escoba y pegamento. Han asegurado que lo hacían siguiendo las órdenes de la Fiscalía.

La Policía Local también ha actuado identificando, confiscando material y arrancando carteles en Figueres, Masquefa, Premià de Mar y Llagostera.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat