Una jueza de Barcelona ha absuelto a dos líderes ultraderechistas que incitaron a "matar para España" durante un discurso el 12 de octubre del 2013 en Montjuïc. Se trata de Pedro Pablo Peña, líder de Alianza Nacional, y Manuel Andrino, de la Falange y condenado por el asalto a la librería Blanquerna de Madrid, por a quien la fiscalía pedía tres años de prisión y 3.600 euros de multa por un delito de odio. La jueza dice que la principal prueba de cargo se demostró falsa y por eso los tiene que absolver. De hecho, no entra a fondo en la valoración de los discursos incendiarios.

Los discursos se produjeron en la plaza Sant Jordi, tradicional final de la manifestación ultraderechista del Día de la Hispanidad en la capital catalana. Durante la movilización, que fue vigilada de cerca por los Mossos d'Esquadra se profirieron insultos y gritos como "Artur Mas, cámara de gas" o "separatistas, terroristas".

Independencia y mucha sangre

En su discurso, Pedro Pablo Peña dijo que "la insidia, la cobardía, la traición, la mentira y el soborno de las clases políticas es más infame que disparar un tiro en la nuca de alguien" y "es preferible morir de un tiro que morir poco a poco como mueren los españoles en Catalunya". Por eso, dijo que si se hace la independencia de Catalunya por la fuerza, la presión o la violencia, ellos responderían "como los unionistas a Irlanda": "No habrá ni un atentado más, ni una muerte más ni un atentado contra la nación que quede sin respuesta". "No habrá secesión de Catalunya si no es a base de mucha sangre", concluyó. En declaraciones en la prensa añadió que tenían la "bastante necesaria para causar sangre", y que si hiciera falta, harían "el que hiciera falta, exactamente como ETA".

Por su parte, Manuel Andrino dijo que estaban "dispuestos a morir pero también a matar por España". En declaraciones a los periodistas dijo que reaccionarían ante la secesión "con todas las armas al alcance".

Prueba inválida

La magistrada considera que la denuncia de la fiscalía llegó a través de denuncias previas al ministerio fiscal procedentes del Ayuntamiento de Sabadell, el de Barcelona, el Defensor del Pueblo y un sindicato de periodistas. Pero parte de las denuncias se basaban en un cartel donde los grupos 'La España en Marcha', que había convocado la manifestación, y 'los Desorbita Sur' incitaban a cometer actos violentos. Un informe de los Mossos d'Esquadra estableció que el cartel, que había circulado por redes sociales, era del año anterior. Eso hace que la jueza considere la prueba inválida y todo aquello que se derive, y por lo tanto absuelve a los acusados, que durante el juicio de hace unas semanas se negaron a declarar.

 

Imagen principal, Manuel Andrino condenado por el asalto de Blanquena / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat