La Abogacía del Estado parece decidida a agotar el plazo para presentar su dictamen sobre la inmunidad de Oriol Junqueras tras la sentencia en ese sentido del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que termina el jueves 2 de enero del 2020. Además, también busca la fórmula de acatar la sentencia en plenas negociaciones entre PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez en un momento en que los republicanos esperan un gesto de la Abogacía para apoyar con su abstención la elección de Sánchez.

Entre todas las quinielas, una de las que gana fuerza, según avanza ‘La Razón’ citando fuentes jurídicas, sería que la Abogacía emitiera un dictamen donde se aceptara la inmunidad de Junqueras pero con un plan de mínimos que no incluiría ningún viaje del presidente de ERC a Bruselas.

En este sentido, se baraja la posibilidad de permitir que Junqueras se acreditara en la Junta Electoral y, de inmediato, regresara a prisión. Es decir, se respetaría el derecho de recibir el acta, pero sin dejar sin efecto la condena de 13 años de inhabilitación, puesto que la maniobra se completaría con, a la mayor brevedad, una comunicación al Parlamento Europeo de la sentencia que pesa sobre Junqueras.

Esta opción incluiría pues un desplazamiento de Junqueras desde la cárcel de Lledoners para trasladarse a la Junta Electoral Central, supuestamente a su sede central, situada en Madrid, para regresar de inmediato al centro penitenciario. En ese caso, ERC debería valorar si ese 'gesto' es suficiente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat