El asalto al autobús turístico de la ciudad de València protagonizado por miembros de la organización juvenil Arran ha provocado el rechazo y puesto en alerta a las distintas administraciones valencianas. El delegado del gobierno de España, Juan Carlos Fulgencio, ha asegurado que “tras el lanzamiento de un bote de humo contra el autobús por parte de miembros de Arran, organización juvenil afín a la CUP, se adoptarán las medidas proporcionales que requiere esta situación". Ximo Puig, presidente de la Generalitat, también ha condenado el incidente “por que no se puede violentar la vida de otras personas”.

Por su parte, el Ayuntamiento de València aprobará en el próximo pleno municipal una declaración contra “este acto de turismofobia y a favor de un modelo turístico de consenso”, según ha declarado Sandra Gómez, alcaldesa en funciones.” Este tipo de acciones no tienen cabida en València, donde estamos construyendo precisamente un modelo turístico basado en el consenso, en la complicidad no solo de los agentes y del sector profesional, sino de las asociaciones  vecinales y sindicatos”. Queremos dejar claro y poner de manifiesto que València es una ciudad hospitalaria, diversa, plural que rechaza esa clase de incidentes”

La organización Arran, también ha asaltado en las últimas horas los autobuses turísticos de Barcelona y Palma de Mallorca y ha emitido un comunicado en el que anuncia nuevas acciones y señala que el modelo turístico actual "no beneficia a la mayoría de la población" por que está diseñado "únicamente en base a los intereses económicos de la clase que nos explota". Reconocen que el turismo "genera empleo" pero que no se puede basar la economía en un sector "finito e insostenible".

 

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat