El boicot en los productos catalanes, no para. La conocida restauradora valenciana Begoña Rodrigo, propietaria del restaurante La Salita, en la ciudad de València, ha sido la última víctima conocida de la catalanofobia local. Un cliente, que decidió "borrar" el restaurante de su listado de sitios para comer, ha recibido la contestación de la cocinera, según informa La Veu

Begoña Rodrigo ha publicado a su perfil de Twitter que un supuesto cliente respondió a una historia colgada al Instagram de la cocinera anunciándole que borraba su restaurante del listado de sitios para ir a comer porque utiliza "productos catalanes". Así reaccionó este supuesto cliente al ver una foto colgada por la restauradora en que se veían unas botellas de vino de Bodega del Roble acompañado del siguiente mensaje: "Gracias #cellerderoure. Un súper descubrimiento. ¡Bon Nadal"!

Ante el comentario del supuesto cliente, Begoña Rodrigo le contesta explicándole que no tiene "ningún problema a trabajar con producto catalán". Y, seguidamente, señala al cliente su error: "Bodega del Roble está en Moixent (València) para tu información. Felices fiestas"

Begoña Rodrigo es uno reconocido restaurador valenciano. Además de los reconocimientos culinarios, la restauradora ganó en 2017 con el libro El sabor de la elegancia el premio en la mejor obra del mundo en los Gourmand Awards, los considerados Oscar de la gastronomía. La obra de la cocinera valenciana, publicada por Montagud Editores, se convierte así en el mejor libro del año en la categoría femenina.

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat