Las presuntas irregularidades sobre el título universitario de Pablo Casado ha sido uno de los grandes temas mediáticos de la semana en Madrit (concepto), junto con la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero.

Sobre el caso de la pareja ya veremos qué acaba pasando, pero se hace muy difícil entender un error estratégico como lo que han cometido. Y sobre Casado, también habrá que observar cómo evoluciona el caso, pero de momento analicemos uno de sus tuits de defensa:

Casado calificaba la información de El Mundo de "difamación anónima sin pruebas" de "calumnia" y de "injuria". De momento, tenemos su versión y la del diario y desconozco quién de los dos lleva razón, pero si le parece hacemos un ejercicio. Va, le damos la razón a él, a Pablo Casado. Efectivamente, alguien tiene interés en ensuciar su nombre y ha inventado un caso para difamarlo y calumniarlo. Y el diario ha publicado una información anónima sin tener ninguna prueba.

Si esto fuera así sería inadmisible e intolerable y El Mundo tendría que recibir una sanción a la altura del perjuicio causado. Pero ahora viene la segunda parte del ejercicio. ¿Siempre que El Mundo, u otro medio, publican una información anónima sin pruebas que difama, calumnia e injuria, no ya sin tener ninguna prueba sino directamente falsificándolas, es igual de inadmisible y de intolerable? ¿Sí, verdad? ¿Afecte al señor Casado o a alguien del partido del señor Casado, pero también si afecta a otro político de otro partido, verdad?

Muy bien pues. ¿Le parece que recordemos cuando el diario El Mundo publicó en portada, vía cloacas del Estado, una cuenta falsa de Xavier Trias en Suiza o informaciones de cuentas personales de Artur Mas en el extranjero que nunca han sido demostradas? ¿Y recordamos que eso se hizo como parte de la campaña de guerra sucia para relacionar el independentismo con la corrupción y desacreditarlo?

"Basta ya de injurias", escribía Pablo Casado en su tuit. No puedo estar más de acuerdo. ¿Basta de injurias y también basta de mentiras, verdad? ¿Inventadas contra él o contra cualquier otro persona, verdad? Sea político o no. ¿Y también basta de guerra sucia del Estado donde gobierna el partido del señor Casado contra los enemigos políticos, verdad? ¿Y basta de que eso se haga a través de medios de comunicación que sobreviven gracias a las ayudas que reciben por vía directa o indirecta del Estado donde gobierna el partido del señor Casado, no?

Y dicho esto, espero que el señor Casado pueda demostrar que tiene razón porque si no se le complica mucho el futuro. Claro, si tiene que dejar la política por mentir, se tendría que poner a trabajar en alguna cosa relacionada con su carrera, pero si resulta que tiene que dejar la política porque falsificó la obtención del título de su carrera... Pues no sé, como no vaya a trabajar en El Mundo...

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat