¿Qué sucede en Madrid con la COVID? Es la pregunta del millón de guisantes. ¿Es verdad que, a pesar de ser un despiporre, sus cifras son más o menos iguales a las del resto? He intentado aclararlo. ¿Cómo? Mirando datos. Y usted, ¿qué cree que ha pasado? ¿Lo he conseguido o no? Pues ya se lo digo ahora: Psssse. Pero espere, no se vaya todavía por favor que acto seguido le explico por qué he escrito este psssse, aunque también le digo ahora que me ha quedado una cosa un poquito densa, pero es que como dice la frase que me acabo de inventar, las cifras y el chocolate, espesos.

Para tratar de aclarar la cosa he consultado el Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria en España (MoMo), que obtiene las cifras de muertos por todas las causas y que se contabilizan cada día sumando 3.929 registros civiles del Ministerio de Justícia correspondientes al 93% de la población española. Este sistema depende del Instituto de Salud Carlos III, un organismo gestor de las actividades de la Acción Estratégica de Salud englobada en el Plan estatal de Investigación Cientifica, Técnica y de Innovación y que cuelga sus datos en la página del Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España. Si se quiere entretener y comprobar por qué es complicado averiguar la verdad pura y dura, aquí tiene el enlace. Dicho esto, abrochémonos los cinturones y palante.

El estudio considera que en el conjunto de España ha habido 3 picos de exceso de mortalidad diaria. En el del 10 de marzo al 9 de mayo del 2020 la cifra de defunciones estimadas era de 66.583 y las reales fueron de 111.253. Eso significa un aumento del 67,1%, que en el caso de los mayores de 74 años se concreta en un 77,8% más de mortalidad. En el periodo del 20 de julio al 25 de diciembre estaba "previsto" que en una época "normal" hubiera 163.376 muertos y hubo 190.057, un 16,3% más. Y en el del 28 de diciembre al 13 de febrero de los 62.439 previstos pasamos a los 74.628 reales, un incremento del 19,5%. Si sumamos los tres picos tenemos que por estadística estaban previstos 292.398 muertos y hubo 375.938, una variación al alza que llamaremos "no prevista" de 83.540 defunciones. ¿Esto quiere decir que en estos tres periodos la COVID mató un 22,20% más de españoles que en cualquier otro momento? No. ¿Por qué? Porque nunca sabremos de qué murieron exactamente todas estas personas y si la COVID tuvo alguna incidencia o no. Ahora bien, los números nos dan una idea de la situación. Ah por cierto, la cifra oficial de muertos por COVID del 10 de marzo del 2020 al 13 de febrero del 2021, contando también los días no incluidos en los tres picos mencionados, es de 64.747 personas. Entre esta y la cifra total de muertos "no previstos" hay una diferencia de 18.793 personas.

Pero vamos a Madrid, aquel lugar que es una fiesta pero donde parece que no han aumentado las cifras de muertos. Y las compararemos con las nuestras, que dicen que todo lo hemos hecho tan correctamente. De entrada, pero, una aclaración importante: no son comparables. Ni entre sí ni con las globales españolas. Por tres motivos: 1/ Por la población. Con datos de 2019, la Comunidad de Madrid tenía 6.642.000 habitantes y Catalunya 7.566.000 y 2/ En Catalunya el exceso MoMo computa 7 periodos y en Madrid 6 y en fechas diferentes, y 3/ En los dos lugares se contabiliza el periodo del 9 al 23 de marzo del 2021 y en el global de España el último es del 13 de febrero. Pero, vaya, nos ofrecen un retrato de la realidad que nos dice que...

... que en Catalunya en los siete picos comprendidos entre el 13 de marzo del 2020 y el 23 de marzo del 2021 estaban previstas por estadística 40.358 defunciones y hubo 58.067, una diferencia de 17.709 muertos, que significan un aumento del 43,87%. Como oficialmente hubo 9.878 muertos por COVID, hay 7.831 muertos que no saben /no contestan. Mientras en Madrid...

... en sus seis picos comprendidos entre el 5 de marzo del 2020 y el 23 de marzo del 2021 tendría que haber habido 23.333 muertos y hubo 41.690. La diferencia es de 18.357 defunciones y el aumento es del 78,67%. Teniendo en cuenta que la cifra oficial de muertos por COVID en este periodo es de 13.255 personas, hay 5.102 que no saben/no contestan.

¿Conclusión? Si aceptamos que un aumento no previsto de mortalidad nos señala una cierta realidad que las cifras oficiales no pueden esconder ni haciendo tilerismo, tenemos que la diferencia de muertes entre Madrid y Catalunya es de un 34,8%. Hombre (y mujer) no podemos asegurar cuál ha sido la causa de esta diferencia tan significativa, pero aquí queda.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat