Al final el temporal Filomena nos ha ofrecido un instante que explica perfectamente cómo funciona la política actual, con todos los partidos aprovechándolo todo para culpar a los demás del fin del mundo. Aunque no haya ni fin ni mundo. Y eso lo hacen los políticos, naturalmente, y también algunos ciudadanos para los cuales cualquier momento es bueno para colocar su cuña. El momento al que hago referencia es un vídeo colgado en Twitter por Juan Miguel Garrido (@Juanmi_News), siempre atento a lo que sucede en el mundo mediático. Si le parece bien, se lo mira y después lo comentamos.

Efectivamente, es Pablo Casado haciendo ver que ha ido a un lugar a sacar la nieve. ¡Y sin quererlo ni pretenderlo, protagoniza una metáfora maravillosamente SEN-SA-CI-O-NAL! Si se fija, el líder popular coge la nieve de la puerta y la lanza un poquito más adelante. O sea, no la aparta del camino hacia los laterales, no. La saca de sus narices para depositarla a un metro, de tal manera que si acabara el trabajo, más allá de hacerse la foto, toda la nieve que él sacara acabaría convertida en una montaña situada en línea recta con la puerta. En definitiva, quien va a ofrecer una imagen de solución del problema, acaba generando otro peor. Un clásico.

Y eso es lo que sucede cíclicamente con los temporales de nieve y las crisis que se derivan. Quien no gobierna siempre tiene unas grandes soluciones que al final nunca lo son. Porque resulta que tampoco lo fueron cuando gobernó y tuvo su propia gran nevada. Sí, porque todos los grandes partidos españoles han gobernado en algún momento y todos han tenido su nevadita-caos antológico. Pero es que en el caso que nos ocupa, los dos grandes partidos españoles están haciendo de gobierno y de oposición a la vez. El PSOE que culpa al PP de Martínez-Almeida y Díaz Ayuso de la confusión de Madrid es el PSOE de Pedro Sánchez que gobierna el Estado y que el PP de Casado dice que tiene la culpa de todo. ¡AN-TO-LÓ-GI-CO! Y mientras, los ciudadanos se buscan la vida como pueden. Que esa es otra. ¿Quién tiene que quitar la nieve de la puerta de tu casa? ¿Tú o la administración?

El manual de los tópicos dice que las izquierdas son solidarías por naturaleza y por lo tanto este tendría que ser un trabajo comunitario. La derecha, en cambio, defensora de que el mercado lo regule todo -menos el grosor de nieve-, defendería que hicieran el trabajo empresas privadas. A poder ser las de los amiguitos, que para eso están (las empresas y los amiguitos). Pues bien, las últimas horas hemos visto ciudadanos que se definen como de izquierdas exigiendo al ayuntamiento de Madrid y a la Comunidad que contrataran gente porque a ellos ni se les pasaba por la cabeza ir a sacar nieve. Y hemos visto gente de orden pidiendo que todo el mundo cogiera su propia pala y venga, a hacer un Casado. Esperemos que bien hecho.

¿Conclusión? Filomena nos ha servido para aprender que cada vez es más complicado saber qué es ser de derechas y ser de izquierdas, que en invierno hace frío y nieva y, sobre todo, que si quieres abrirte un camino, tienes que apartar la nieve hacia los laterales, porque si no, acabas construyendo un muro delante tuyo. Y esto último también es una gran metáfora política.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat