El expresidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha afirmado este domingo en una entrevista en la BBC que Bruselas siente "empatía" hacia una Escocia independiente que se adhiera a la Unión Europea.

Aunque Tusk ha dejado claro que actualmente no es tarea suya valorar las relaciones entre la Unión y el Reino Unido - así como tampoco sus circunstancias legales- cree que una interpretación justa es que si "Escòcia llega a ser independiente se entrará en un proceso de regulación por su entrada a la Unión". Una nueva etapa, dice Tusk, que desde la Eurocámara, "emocionalmente se recibirá con entusiasmo", pronostica.

El expresidente ha asegurado en la conversación con el periodista con Andrew Marr que, desde el brexit, "se oye mucho escocés".

La primera ministra, Nicola Sturgeon, ha afirmado que una Escocia independiente procurará la adhesión completa a la UE.

No obstante, Tusk ha alertado de que la posible entrada de una Escocia independizada del Reino Unido no sería automáticamente aceptada por los veintisiete y que no recibiría ningún trato especial por parte del bloque, sino que tendría que seguir los trámites oficiales.

Por otra parte, el nuevo presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, indicó el año pasado que le parecía que el brexit había cambiado la actitud de la UE hacia la posibilidad que Escocia fuera independiente.

Otros líderes comunitarios han expresado tristeza ante el divorcio, como es el caso del presidente francés, Emmanuel Macron. es un proyecto del cual Londres querrá volver a formar parte. En una carta abierta dirigida a los británicos, Macron dijo que piensa en los millones de ciudadanos de este país que "todavía se sienten profundamente pegados a la UE"."Us vais de la Unión, pero no os vais de Europa. Tampoco os desvincularéis de Francia ni de la amistad de su gente", apuntó el mandatario galo, que recordó en su discurso que si el Canal de la Manxa "nunca ha conseguido separar nuestros destinos, tampoco lo hará el brexit".

Referéndum "legal y vinculante"

El pasado 31 de enero, cuando el brexit se consumó, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, afirmó que "es posible" celebrar un referéndum de independencia en el 2020, que tiene que ser "legal y vinculante" y que cuente con el reconocimiento de la comunidad internacional".

La dirigente escocesa adelantó, además, que una Escocia independiente buscaría una pertenencia total en la Unión Europea.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat