Theresa May ha dimitido oficialmente como primera ministra del Reino Unido y ha pasado el relevo al nuevo líder conservador Boris Johnson. La exjefe de los tories anunció el mayo pasado que dejaría el gobierno británico por su incapacidad de forjar una mayoría parlamentaria que ratificara su acuerdo del Brexit pactado con Bruselas. Un día después de la elección de Johnson como su sucesor, May ha presentado su renuncia a la reina Elisabeth II este miércoles.

En un breve discurso en el país en la puerta del 10 de Downing Street, la que ha sido su residencia oficial en los tres últimos años, May ha defendido que hay que acabar el Brexit "de una manera que funcione para todo el Reino Unido". "Si se hace con éxito, nuestro país puede tener un nuevo comienzo", ha asegurado, deseando suerte a Johnson en esta tarea.

May ha afirmado que ha sido el "mayor de los honores" haber servido durante este tiempo como jefa del gobierno del Reino Unido. May ha querido felicitar a su sustituto, Boris Johnson: "Le deseo a él y al gobierno que presida buena suerte en los meses y años que vienen". "Sus éxitos serán los éxitos de nuestro país y espero que sean muchos", ha expuesto, visiblemente emocionado y acompañado por su marido, Philip.

La dirigente tory ha alabado las políticas aplicadas por los gobiernos conservadores en los últimos nueve años y resaltó que la economía ha mejorado y también los servicios públicos.

La segunda primera ministra en la historia del Reino Unido llegó a Downing Street en julio del 2016, justo después del referéndum, y las negociaciones por el divorcio con la Unión Europea ha centrado su acción de gobierno en los últimos tres años.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat