La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado este viernes que dimitirá como líder del partido conservador el 7 de junio, pero seguirá en el cargo hasta que el partido haya escogido su relevo. Según el calendario hecho público por el propio partido conservador, no habrá nuevo primer ministro al 10 de Downing Street hasta, como mínimo, finales de julio. Es decir, que May podría seguir en el cargo un par de meses más.

El proceso interno del partido conservador empezará la semana del 10 de junio, cuando se cerrarán los nombramientos. Por ahora, ya se conocen nombres de candidatos como Boris Johnson, Rory Stewart, Esther McVey o Jeremy Hunt, actual ministro de Exteriores.

Después, empezarán las votaciones entre los actuales diputados, hasta que queden sólo dos candidatos, que serán los que tendrán que recibir el apoyo final en una votación entre la militancia. Todo se puede alargar hasta finales de julio, ya que el 30 de junio es la fecha límite por la primera ronda de votos –la que permite eliminar candidatos hasta que queden sólo dos-, y después los finalistas tienen tiempo para hacer campaña y se convoca un congreso del partido donde se anuncia al nuevo líder y, de rebote, nuevo primer ministro.

El principal partido de la oposición, el laborista, ha exigido que el nuevo primer ministro convoque elecciones "inmediatamente" cuando llegue al cargo, una propuesta que también exige la líder del SNP y primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon.

Gonzalo Boye
Opinión Se lo están cargando todo Gonzalo Boye