El presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, han destacado en un comunicado conjunto el papel de las Naciones Unidas y la comunidad internacional para poder hacer frente a la crisis de Siria y dar una respuesta firme al dictador Bashar Al-Assad.

Después de que ambos mandatarios hayan mantenido una conversación telefónica el viernes por la mañana sobre la situación en Siria y el ataque a la base del ejército sirio, están de acuerdo en tomar las medidas necesarias, siempre en el marco de una resolución internacional o de las Naciones Unidas.

Hollande ha afirmado hoy que "esta operación es una respuesta que tiene que ser continuada a nivel internacional en el marco de la ONU, en caso de que sea posible, para que podamos ir hasta el final de las sanciones contra Bashar Al-Assad y impedir que haya un nuevo uso de armamento químico". De esta manera, la potencia europea se decanta por emprender acciones después de las decisiones de los diferentes países y no de forma unilateral, como ha preferido Donald Trump con el bombardeo contra la base siria este viernes.

La OTAN señala a Al-Assad como único responsable del ataque

El secretario general de la Alianza Transatlántica, Jens Stoltenberg, ha afirmado en un comunicado que el presidente sirio es "el único responsable" del desarrollo de los hechos. También ha querido subrayar que el uso de armas químicas es "inaceptable" y que "no puede quedar sin respuesta", por lo que los responsables tienen que "rendir cuentas".

"La OTAN ha condenado sistemáticamente el uso continuado de armas químicas por parte de Siria, como un claro incumplimiento de las normas y acuerdos internacionales", ha explicado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat