Las autoridades danesas han detenido este miércoles en una operación en varias zonas del país a una veintena de personas sospechosas de haber reunido material para fabricar explosivos e intentar adquirir armas para preparar un atentado islamista.

Los detenidos pasarán este jueves a disposición judicial y un número aún no determinado de ellos serán imputados por terrorismo, según ha revelado en una rueda de prensa el inspector jefe de la operación Jørgen Bergen Skov, de la Policía de Copenhague. "Hemos detenido a todos a los que buscábamos, no hay nadie en libertad", ha asegurado Skov sobre la operación, llevada a cabo en siete de los doce distritos policiales de Dinamarca y en la que se han registrado una veintena de direcciones.

Según ha revelado en la misma comparecencia el jefe operativo de los servicios de inteligencia (PET), Flemming Drejer, el dispositivo se puso en marcha por una sospecha de que "varias personas preparaban un atentado con un motivo islamista militante". "Esta operación no modifica el nivel de amenaza terrorista en Dinamarca, que sigue siendo alto", ha afirmado Drejer.

Aunque no se prevén más detenciones, la investigación sigue abierta, de ahí que las autoridades danesas rechazaran dar más datos en una comparecencia en la que no se admitieron preguntas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat