Decenas de agentes de policía han realizado este jueves una redada en el centro comercial hongkonés Mega y han detenido a un número indeterminado de manifestantes prodemocráticos. Según la radiotelevisión hongkonesa RTHK, los manifestantes se han reunido en el citado centro comercial como parte de una campaña "navideña" de protestas y han cantado varios eslóganes, como "Liberad Hong Kong, revolución de nuestros días" o "Disolved la Policía inmediatamente".

Asimismo, han animado a los consumidores a unirse a la manifestación prevista para el día de Año Nuevo, convocada por el Frente Civil de Derechos Humanos, organismo que está detrás de las más multitudinarias marchas registradas en estos meses, aunque todavía no ha sido aprobada por la Policía.

Durante la concentración, varios comercios y restaurantes del centro comercial han echado la persiana para evitar consecuencias, que sí han sufrido los manifestantes enmascarados allí presentes, muchos de los cuales han sido arrestados.

Este jueves es jornada festiva en Hong Kong ya que han adoptado el 'Boxing Day' británico y ha sido el tercer día seguido de protestas, y según el diario local South China Morning Post, los manifestantes se han centrado en mostrar su descontento ante los negocios proPekín. Y es que estos incidentes se han registrado tan solo un día después de los enfrentamientos entre manifestantes y antidisturbios también en varios centros comerciales durante la Navidad.

La controvertida jefa del Gobierno local, Carrie Lam, publicó este miércoles un comunicado en el que acusaba a los "insensatos y egoístas" manifestantes de haber "arruinado" las celebraciones navideñas, lo que, en su opinión, provocó que se "enfriara el ambiente festivo" y que afectase negativamente a los negocios locales. Las manifestaciones también se habían desarrollado a lo largo de la Nochebuena, jornada que dejó más de un centenar de detenidos y al menos 25 heridos.

Los meses de protestas han colocado a la economía de Hong Kong en recesión por primera vez en una década, tras contraerse un 2,9 % en el tercer trimestre, afectada por las caídas de las importaciones y las exportaciones, de las ventas al por menor y por las decrecientes cifras del turismo.

Las protestas llegaron de manera masiva a las calles hongkonesas el pasado 9 de junio a raíz de un controvertido proyecto de ley de extradición, ya retirado por el Gobierno, pero han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos de Hong Kong y una oposición al autoritarismo de Pekín.

Sin embargo, algunos manifestantes han optado por tácticas más radicales que la protesta pacífica y los enfrentamientos violentos con la Policía han sido habituales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat