Los manifestantes chalecos amarillos han vuelto a protagonizar episodios de violencia en Catalunya Nord y en diferentes puntos de Francia. Aunque los incidentes de París de ayer no revistieron la violencia de semanas anteriores, los manifestantes han actuado con mucha contundencia a algunas zonas del Sur del país. A los cortes y operaciones de filtro de carreteras y autopistas se le ha sumado la crema de algunos peajes.

Los bomberos han tenido que intervenir en el peaje de Perpinyà Sur de la autopista A-9, la continuación de la AP-7. Allí ha habido una crema de peaje, aunque no tan grave como la que se ha producido a Narbona. También ha habido actos de vandalismo en las carreteras y autopistas cerca de Nimes y en Bessan (en el Herault).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat