Pocas horas después de que el Consejo de Seguridad de la ONU había aprobado un alto-el-fuego para Siria, que el gobierno sirio ha vuelto a bombardear la región de Guta Oriental, el bastión opositor más próximo a Damasco.

Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos el ejército sirio ha efectuado dos bombardeos aéreos sobre la localidad de Al Shifunia, y ha lanzado misiles contra Harasta, Kafr Badnay Yisrín. Esta ONG ha informado de que no se habrían producido muertes en estos ataques y por eso valoran esta noche como la "más tranquila" desde que empezó la ofensiva gubernamental, el pasado día 18.

Pero desde la mañana han continuado los ataques: han sufrido ataques Harastha, Kafr Badna, Yisrín, Hamuriya y Al Shifunia

La resolución del Consejo de Seguridad que pretendía garantizar la llegada de ayuda humanitaria se ha aprobado esta noche, por unanimidad, tras largas deliberaciones. Establece que todas las partes beligerantes se tienen que abstener de ordenar enfrentamientos durante 30 días en todo el país, con especial mención a la zona de Guta Oriental. A pesar de todo, la tregua no implica al Estado Islámico (Daesh) ni al Organismo de Liberación de Levante, una organización creada en base al Frente al Nusra, la marca siria de Al Qaeda. El problema es que el gobierno asegura que el Organismo de Liberación de Levante está presente en Guta Oriental, y con este pretexto ataca la zona.

En la semana de ofensiva gubernamental, con ataques aéreos, con artillería y con misiles, han muerto un mínimo de 500 personas, entre ellas algunos menores de edad, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat