¿Te apetece escaparte de senderismo este verano? Pues la sección La Tumbona de ElNacional.cat te trae 7 rutas por Catalunya que te llevaran a disfrutar de la artesanía, el paisaje y la naturaleza del territorio catalán. También disfrutarás de la gastronomía de cada zona recomendada, así como de actividades lúdicas y deportivas propias de cada territorio y que se pueden hacer con amigos, en familia, en pareja o de forma individual. Así que coge la mochila, un calzado bien cómodo y llena tu cantimplora de agua, que nos ponemos en marcha.

🏨 7 hoteles con encanto en Catalunya que no te puedes perder

🏞️ Los 8 mejores parques naturales de Catalunya para salir de Barcelona en verano

1. Catalunya Central, la ruta de los tesoros artesanales

Empezamos el listado de rutas por Catalunya con un itinerario explora los tesoros artesanales de las comarcas de la Catalunya Central: el papel de Capellades, el cuero de Igualada y de Vic, la madera de Torelló, el hierro forjado de Alpens y la sal de Cardona. Sin perder el contacto con la naturaleza, permite observar cómo se transforman elementos como el hierro, la madera o el papel visitando espacios como el Museo Molí Paperer, el barrio del Rec de Igualada, el Museo del Art de la Pell o la calle de la Riera de Vic, haciendo la ruta de la tornería o de la forja o visitando el museo y la montaña de sal de Cardona.

La ruta empieza dejándose arrastrar por la fuerza del agua hasta Capellades donde hay que visitar el Museo Molí Paperer de Capellades. Igualada es la siguiente puesto, concretamente el barrio del Rec, donde dos veces al año, este entorno da la vuelta y se llena de gente, de música y de moda. El Rec.0 Experimental Stores es la transformación de un barrio industrial en Pop up Stores de moda y diseño. Tiendas efímeras de las mejores marcas de ropa ofrecen sus productos con descuentos increíbles. Y no solo es moda. También hay conciertos, espectáculos de calle y gastronomía. Igualada es el centro de producción de cuero más importante del país, por eso hay que visitar uno de los elementos insignia como es el Museu de la Pell. Ni te imaginas todo lo que se puede hacer con piel: sillas, baúles, frontales de altar, por eso la siguiente parada está en el Museu del Art de la Pell en Vic.

Siguiendo el río Ges hasta Sant Pere de Torelló, allí hay varios puntos de la Ruta de la Torneria dentro del municipio, una ruta con esculturas y edificios singulares que nos explican el oficio de la tornería. Para ampliar el conocimiento, en Torelló se puede visitar el Museu de la Torneria. Las dos últimas paradas están en Alpens, donde es visita obligada observar más de 200 piezas hechas con hierro forjado, y Cardona, una zona seca que cuenta con su imponente castillo y el Museu de la Sal.

2. Ruta por el Alt Pirineu y Aran

Esta ruta, que combina cimas, naturaleza y artesanía, permite descubrir los productos autóctonos y oficios de las comarcas del Alt Pirineu y Aran. Una ruta que se enfila y recorre Llaràs, Llavorsí, Araós, Alins y Esterri d'Àneu para conocer el arte de la lana de la oveja xisqueta, el centro de Herbes del Alt Pirineu y el cultivo de hierbas aromáticas para hacer jabones o productos cosméticos. Además, hace un viaje por la Vall Ferrera y por sus antiguas minas de hierro y carbón para conocer su comunidad de forjadores. La ruta descubre también la madera y la cestería de avellano que se hace en Esterri d'Àneu.

Empezando por el valle de la Noguera Pallaresa, en Llaràs, la primera protagonista de la ruta es la oveja xisqueta, una raza autóctona catalana que estuvo a punto de extinguirse. En Llavorsí está la actividad estrella del entorno: el rafting. Rafting, en el Pallars, hay de mil tipos y para todos los gustos. Las aguas bravas de la Noguera Pallaresa ofrecen velocidad, saltos, chapuzones y sustos con final feliz. En la Vall Ferrera hace más de dos mil años que se extrae hierro del bosque de Virós y su entorno. Una excursión para visitar los restos de antiguas minas, los hornos de reducción y las carboneras derramadas por el bosque. El itinerario de la Costa de Minas es todo un tesoro que te convierte en todo un explorador. En Alins está la Vía Ferrata del Salt del Botanal, una ruta de escalada para todos los públicos. La ruta se acaba en Esterri d'Àneu, donde se recomienda la visita al Ecomuseu de les Valls d'Àneu.

3. Ruta por la Barcelona más artesana

¿Te sorprende que una de las rutas por Catalunya de este artículo tenga a Barcelona como protagonista? No es un itinerario senderista de per se, sino que te recomendamos recorrer los barrios de la ciudad de Barcelona (Gracia, el Eixample, Ciutat Vella o Montjuïc) con una mirada nueva, la mirada artesana.

El itinerario descubre un mundo de joyas, sedas, fotografías, violines, exposiciones, modernismo y jardines. Recorre los espacios de una antigua fábrica reconvertida en sede de artesanos y artesanas y propone visitar la Casa Vicens en el barrio graciense o la Casa Granell y Manresa en el Eixample. Permite conocer los edificios singulares de Barcelona como el Palau de la Música Catalana, la Sagrada Familia o el Mercado de Santa Caterina desde una perspectiva artesanal, e invita a perderse por los callejones de Ciutat Vella en busca de artesanos y artesanas contemporáneas.

artesanía ciudad vieja

Huellas de Catalunya en el Centre Artesania Catalunya, Barcelona / Foto: ACN

Además, los talleres del Pueblo Español y el Diseño Hub Barcelona también son puntos ineludibles en esta etapa. De hecho, el Pueblo Español es un recinto emblemático de la ciudad de Barcelona que destaca por el suyo contenido en arquitectura, arte contemporáneo, artesanía y por las actividades culturales y de ocio que programa durante todo el año para todos los públicos: conciertos, actividades familiares y exposiciones, entre muchas otras.

4. Ruta por las comarcas de Girona

Esta ruta descubre los oficios artesanos de las comarcas de Girona y propone hacer una etapa de cuentos y leyendas vinculadas con la imaginería festiva de Olot, las cucharas de madera de Tortellà, la tornería de Sant Hilari Sacalm, la cerámica de La Bisbal y el alfarería de Quart y Breda. Empezar haciendo parada en Olot, es imprescindible visitar en este municipio el Museu dels Sants un espacio dedicado al oficio artesano de la imaginería religiosa. Paseando por la Fageda d'en Jordà, se llega a una villa medieval que podría ser el escenario de un cuento clásico: Santa Pau. El próximo lugar es Tortellà, un pueblo con mucho encanto, donde en lugar de farolas tienen cucharas. En pleno corazón del Empordanet encontramos la próxima parada. Un pueblo muy artesano, lleno de chimeneas, como la del Museu Terracota de La Bisbal d'Empordà, uno de los centros de interpretación de la cerámica más importantes del país.

Siguiendo la ruta se llega a un pueblo, Quart, famoso por la artesanía de la alfarería negro y rojo. Los amantes de las bicicletas pueden aprovechar la Vía Verde de kilómetros de paseo, con un paisaje fabuloso. Se continúa dentro del parque natural del Montseny, en los pies del Castell de Montsoriu que se levanta imponente encima de un turón, hasta Breda. Aquí se puede visitar el Centro Cultural Els Forns, para saber cómo se hacían las cosas al pasado. La ruta también conduce hasta la Selva, y llega a las Guilleries, un escenario de aventuras legendarias. Aquí se escondía el bandolero Serrallonga y se pueden repasar sus pasos con uno de los GR más bonitos del entorno, la ruta Serrallonga. Este camino acaba en Sant Hilari Sacalm con un objeto mágico: la peonza más grande del mundo. Además, se encuentra el Centre Artesà de la Torneria, un espacio dedicado a aquello que se conoce en el pueblo como "oro negro", la madera quemada y trabajada en el turno para hacer mobiliario y objetos de decoración.

5. Ruta medieval por Tarragona

Este itinerario descubre la Costa Daurada, sigue la Ruta del Cister y pisa villas medievales siguiendo el rastro de la artesanía de disciplinas tan diversas como el esmalte, el alabastro, la punta o el vidrio. El lugar ideal para empezar la ruta está en Salou donde se puede ver La Torre Vella de Salou que protege el Museu del esmalt contemporani de Salou. La Giralda de l'Arboç es el siguiente punto turístico de la ruta, un edificio de estilo árabe construido imitando La Giralda sevillana. Además, en el Museu de les Puntes se encuentra la mayor colección mundial de punta arbocenca. La próxima parada es el Sarral famoso por el alabastro, una piedra portentosa. Antes, sin embargo, vale la pena detenerse por el camino. Esta parte de la ruta coincide con la mítica ruta del Cister y podéis empezar visitando el Monestir cisterciense de les Santes Creus, una de las joyas del arte medieval catalán.

museo esmalte salou

Museu del esmalt contemporani de Salou / Foto: Ajuntament de Salou

En Montblanc se celebra Terrània, la Feria Internacional de la Cerámica que acoge las mejores exposiciones y demostraciones de artesanos ceramistas internacionales. En esta villa hay también un museo relacionado con la artesanía, único en su especie: el Museu del Pessebre de Catalunya. La Cooperativa Fet a la Conca y el Monestir de Poblet son dos puntos imprescindibles en la ruta. Por último, Vimbodí y Poblet, otro pueblecito encantador con regusto medieval y callejones estrechos. Vimbodí es un pueblo vinculado al vidrio desde el siglo XII. En el Museu del Vidre se puede leer el pasado próspero del pueblo cuando las fábricas de la población producían a toda máquina.

6. Terres del Ebre: ruta por el sur de Catalunya

Esta es un itinerario por el sur de Catalunya llena de gente auténtica y de artesanía diversa: alfarería, pauma, pesca y barracas artesanas. La mejor manera de empezar el itinerario está en Miravet, visitando el Castell Templer, una fortificación imponente que remite a aventuras y leyendas misteriosas. El barrio artesano del Raval dels Canterers también es parada imprescindible. El otro atractivo estrella que tiene el pueblo es el río con un montón de actividades acuáticas diferentes. Otra de las sorpresas que esconden estas tierras: la Cova Meravelles. Un nombre muy descriptivo de lo que espera en Benifallet. El parque natural dels Ports se sitúa justo en medio de un paisaje de montaña, con preciosos bosques de pino silvestre y valles con encinares. En Mas de Barberans se celebra la Fira de les Fibres Vegetals, en agosto, y además, se puede visitar todo el año el Museu de la Pauma.

La Galera es un pueblo alfarero con una larguísima tradición que ha ido pasando de generación en generación hasta día de hoy. Terracota, el Centre de Interpretació de Alfarería de La Galera, es una muestra de las piezas que se hacían y que todavía se hacen. Siguiendo la ruta de la artesanía de las Terres del Ebre, hace falta detenerse en la Serra del Montsià, un mirador natural en el Delta del Ebre, ideal para practicar la escalada o hacer salidas en BTT, observar pájaros o simplemente pasear y disfrutar de la naturaleza. La Ràpita es un buen sitio para disfrutar de las playas y de la bahía de los alfaques: un espacio singular, tranquilo y protegido, donde podéis navegar en barcas de pescadores o practicar la vela. En el entorno del Delta del Ebre también hay artesanía de la buena, como las barracas tradicionales, originariamente hechas con cañas y barro, que se han convertido en símbolo de la zona.

7. Ruta por las comarcas de Lleida (con el histórico Tren dels Llacs)

Acabamos este listado de rutas por Catalunya con un itinerario artesano por las comarcas de Lleida. Nuestra propuesta final tiene como nexo de unión la metamorfosis: la transformación de los metales preciosos en joyas, la metamorfosis de la arcilla en cerámica, del vidrio en arte, del papel en moda y de los productos naturales en jabones. Propone un itinerario para conocer el patrimonio cultural de Lleida y sus alrededores. Pero empezando por la principal ciudad del oeste del país, aquí vale la pena La Suda, el Castell del Rei, refugio del último califa de Córdoba. Así como los talleres artesanos que se encuentran en sus calles. Antes de dejar Lleida, una última recomendación: el Tren dels Llacs, un tren histórico de los años 60. El Museu dels Vestits de Papel es uno de los más insólitos del país, con más de 500 vestidos hechos íntegramente de papel. En Mollerussa abunda este material que se transforma en creaciones dignas de una pasarela de moda.

artesanía jabón montgai
En la pequeña villa del Montgai se acoge cada año Net, la Fira del Sabó i la Cosmètica Natural / Foto: ACN

Verdú es un municipio agrícola con un núcleo urbano lleno de tesoros, como su castillo. Paseando por el pueblo uno se da cuenta de qué artesanía es la reina: la cerámica negra. Transformar el vidrio frío en esculturas magníficas o la arcilla roja en cerámica negra son dos especialidades de este pueblo. Además, esta es la zona de Catalunya con más castillos por metro cuadrado. Eso es así por los llamados Castells de Sió. A lo largo de este río se levantan impresionantes fortificaciones como el Castell de Montcortés, el de Montsonís o el de Florejacs. En la pequeña villa del Montgai se acoge cada año Net, la Fira del Sabó i la Cosmètica Natural. Esta feria congrega a los mejores artesanos jaboneros de Catalunya.

En La Tumbona de ElNacional.cat encontrarás muchos más temas para acabar de alargar y disfrutar algo más de las vacaciones. 7 hoteles con encanto en Cataluña o los mejores parques naturales del país para salir de Barcelona son algunos ejemplos.