Tal día como hoy del año 911, hace 1110 años, moría en Barcelona el conde Wifredo II, representante del poder carolingio en los condados de Barcelona, Girona, y Osona; entre los años 897 y 911. Wifredo II era hijo de Wifredo I el Velloso (fundador de la estirpe condal de los Bellónidas) y de Guinidilda d'Empúries (bisnieta del emperador Carlomagno). Wifredo fue el primer conde catalán que no recibía el cargo por nombramiento de la cancillería carolingia, sino que lo hacía por la ejecución del testamento de su padre Wifredo. Y sería, también, el primer conde catalán de sangre carolingia. Desde Wifredo II, los Bellónidas serían una rama menor de la familia imperial.

Durante el gobierno de su padre Wifredo I el Velloso (870-897), el mundo occidental europeo conoció los primeros síntomas de feudalización de la sociedad: los barones territoriales (delegados del poder central) iniciaron un proceso de usurpación del poder central que culminaría hacia el año 1000. Uno de estos primeros síntomas fue la patrimonialización del cargo: los condes lo asumieron como propio y, a partir de la época de Wifredo el Velloso, lo transmitirían a sus herederos. Esta dinámica, que fue generalizada en el reino de Francia, impulsó el nacimiento de varias estirpes ducales y condales que, durante los siglos posteriores, gobernarían dominios semi-independientes o independientes.

Wifredo II fue el segundo Bellónida, la estirpe condal catalana que gobernaría los condados catalanes dependientes del poder carolingio entre el 870 y el 987; y el condado independiente de Barcelona, desde el 987 hasta 1410. También fueron reyes de Aragón (1150-1410); reyes de Mallorca (1231-1344, y posteriormente como parte integrante del edificio político catalanoaragonés); reyes de Valencia (1232-1410), reyes de Sicilia (1282-1410), reyes de Cerdeña (1295-1410), y reyes de Córcega (intermitentemente durante el siglo XIV). Entre 1282 y 1348, coincidiendo con la etapa de plenitud del Imperio catalán del Mediterráneo, los Bellónidas serían la estirpe más poderosa de Europa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat