Tal día como hoy del año 1829, hace 192 años, Luís Vernet desembarcaba en las Malvinas —en la isla de Soledad (actualmente East Falkland)— y tomaba posesión del cargo de comandante político y militar de aquellas islas. Vernet, que había sido nombrado por el gobierno del presidente Manuel Dorrego en enero de 1828, sería la primera autoridad argentina en aquel archipiélago austral y sería, también, el padre del primer niño nacido en las Malvinas. El 5 de febrero de 1830 (ocho meses después de su llegada), en Puerto Soledad (actualmente Port-Louis) nacía Matilde (que también fue denominada Malvina), hija de Luis Vernet y de Ana Sáez Pérez.

Luis Vernet (1791-1871) era un negociante naviero nacido en Hamburgo, que después de una exitosa carrera en Filadelfia (Estados Unidos) se había establecido en Buenos Aires. Su abuelo, Jacques Vernet (1730-1813), era un comerciante de tabaco que algunas investigaciones apuntan que podría haber nacido en Aviñón (Provenza) pero que, en cambio, los bancos de datos genealógicos sitúan su origen, con mucha probabilidad, en la Catalunya Nord, y más concretamente, en Perpinyà. Estas mismas investigaciones explican que el abuelo Jacques habría abandonado Francia a causa de la persecución religiosa contra los protestantes y que, después de una larga estancia en Bélgica, acabaría establecido en Hamburgo.

Después de aquella toma de posesión, Ana Sáez (la esposa de Luis Vernet y madre de Matilde Malvina) se convirtió en la primera redactora de una crónica diaria de las Malvinas. En su Diario en Malvinas, relató los primeros meses de vida de Matilde: “¡Mi mujercita malvinense! La tengo en mis brazos. Su boquita ávida como un botón de rosa ya quiere succionar. Me embarga de dulzura. Es un milagro. Beso sus deditos. Perfecta. Mi mujercita isleña. Mi niña valiente que ha nacido en una isla, ahora más que nunca, como si hubiéramos enarbolado entre las dos una bandera”. La familia Vernet estuvo en las Malvinas hasta la ocupación británica de 1833.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat