El comité de empresa de Trablisa, la encargada de los controles de seguridad en el aeropuerto del Prat, ha registrado este lunes la "huelga indefinida" en las oficinas del Departament de Treball del Govern. El paro se ha convocado después de que la empresa no se presentara a una reunión para acercar posiciones el pasado viernes 27 de julio.

El colectivo protesta por la "pérdida de derechos" que ha supuesto la llegada de esta compañía, que se hizo cargo del servicio de seguridad después de Eulen, con quien los trabajadores mantuvieron un largo conflicto que derivó en mejoras de las condiciones laborales. Ahora, aseguran que están "peor" que con Eulen y acusan a la empresa adjudicataria de incumplir las medidas que fijó el laudo obligatorio que acabó con el paro del verano del 2017 que colapsó el aeropuerto.

En concreto, afirman que no se respeta la paridad en los lugares de trabajo ni las rotaciones de plantilla para compartir los trabajos más duros, ya que hay mucha diferencia de volumen de trabajos entre filtros. Por eso, la presidenta del comité de empresa, Genoveva Sierra, denuncia que con Trablisa han perdido "todos los derechos" que ganaron con Eulen.

En esta protesta, los 500 trabajadores que dan el servicio reclaman un incremento salarial de un euro la hora, que se garantice una plaza de parking gratuita, y que haya descansos y rotaciones entre trabajos más o menos pesados.

Los vigilantes de seguridad ya habían convocado una huelga en dos ocasiones, la primera, en febrero donde se llegó a un acuerdo "que no han cumplido", apunta Sierra. La segunda se registró el mes de julio, pero se echó atrás porque las reclamaciones de los trabajadores ya estaban judicializadas y la empresa los acusó de cometer una ilegalidad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat