"Quiero ser el presidente de Foment del Treball Nacional en la próxima legislatura, si me votan", ha asegurado Josep Sánchez-Llibre. El vicepresidente de Conserves Dani y exdiputado de CiU ha presentado esta mañana su candidatura para relevar a Joaquim Gay de Montellà al frente de la patronal catalana. Aunque ha evitado hablar de política, Sánchez-Llibre ha asegurado que, de cara su legislatura, "queremos liderar el retorno de las empresas" y "crear confianza empresarial".

A nadie se le escapa que Sánchez-Llibre será el próximo presidente de Foment después de las elecciones del 5 de noviembre, principalmente por el hecho de que es el único candidato y que ha recibido públicamente el apoyo de gran parte de las organizaciones y asociaciones que forman parte de la patronal. Además, también cuenta con el apoyo del presidente de la CEOE, Joan Rosell, que ha sido a su lado durante el acto de presentación.

Contra todo pronóstico, Sánchez-Llibre también ha asegurado durante la presentación que "Gay de Montellà me lo está poniendo muy fácil", desmintiendo los rumores de su mala relación. "Estamos haciendo una transición muy acertada".

"Queremos liderar el retorno de las empresas"

Sánchez-Llibre ha puesto como a punto primordial el hecho de "liderar el retorno de las empresas" como uno de los objetivos principales de su legislatura, respecto del traslado de sedes de empresas después del referéndum del 1-O. Con todo, esta misma mañana la vicepresidenta del gobierno del PSOE, Carmen Calvo, ha asegurado en una entrevista en RAC1 que el gobierno español tiene intención de derogar el decreto que facilita la fuga de sedes fuera de Catalunya.

"Queremos propiciar y liderar el retorno de las empresas, luchando por conseguir un clima político sin tensiones", ha asegurado en este sentido. "Queremos que Foment actúe de forma proactiva para crear puentes de diálogo". "Nuestra idea es ser proactivos y generar la confianza para que las empresas entiendan que pueden volver sin correr riesgos", ha afirmado.

Feminizar Foment

Además, el candidato asegura que "queremos renovar, rejuvenecer y feminizar Foment. Nuestra candidatura aportará jóvenes empresarios y empresarias, que son el futuro y el pulso de la nueva economía" fomentando "la paridad tanto en cargos directivos como en el resto".

Evitando hablar de política, Sánchez-Llibre considera que lo mejor que puede hacer Foment del Treball para suavizar la tensión política es reivindicar el sector empresarial y "crear confianza" a fin de que las empresas vuelvan e inviertan. "Lo único que queremos es demostrar a los políticos que la actividad empresarial es esencial para la sociedad".

Crear "un lobby para las pymes"

Al mismo tiempo, Sánchez-Llibre ha asegurado que "queremos que Foment y Fepime -patronal dentro de Foment- se conviertan en un lobby para las pymes y haremos lo que ya ha hecho la CEOE: crear un departamento dentro de las administraciones publicas para estar en contacto permanente con las instituciones municipales, autonómicas, estatales y europeas".

Las relaciones

Preguntado por como tienen que ser las relaciones entre las diversas patronales, como la Pimec, Sánchez-Llibre asegura que "no tengo ningún tipo de duda que nos pondremos de acuerdo", ha asegurado mirando a su presidente, Josep González, que también ha asistido a la presentación.

Con respecto a la Cecot, el candidato a la presidencia de Foment dice que se reunirá con el presidente de la patronal de Terrassa, Antoni Abad, para negociar su reincorporación dentro de Foment; si bien es sabido que Abad tiene una mala relación con Montellà, que echó la Cecot de Foment hace unos meses.

Los apoyos

Ya son muchas las organizaciones que han hecho público su apoyo al candidato -de momento lo único. Se trata de varias juntas directivas como la Federación Empresarial Catalana del Sector Químico, FedeQuim, presidida por Joan Roget y una de las organizaciones más importantes de Foment; el Gremio de Áridos de Catalunya, presidido por Alfons Porro; el Instituto Agrícola de Sant Isidre, liderado por Baldiri Ros o la Cámara Oficial de Contratistas de Obras de Catalunya presidida por Joaquim Llansó.

Y no sólo estos. Fuentes del sector aseguran que la Unión Patronal Metalúrgica (UPM), la Industria Textil, la Construcción y los sectores afines, la Federación de Organizaciones empresariales de Girona (FOEG), los mayoristas del pescado de Barcelona, los sectores del Vallès Oriental, l'Hospitalet y el Baix Llobregat, el Consejo de Gremios y el Turismo, entre otros, también darán apoyo a una candidatura del exdiputado de CiU.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat