El Puerto de Barcelona ha presentado alegaciones a la negativa del Ayuntamiento de Barcelona al desarrollo del proyecto del Hermitage en la Nueva Bocana del recinto portuario. La presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, considera que "un proyecto cultural de la magnitud del Hermitage es de extrema importancia en estos momentos para Barcelona".

Este proyecto supondría atraer una inversión privada de unos 50 millones de euros y generaría 377 nuevos puestos de trabajo, según un estudio encargado por el Instituto Municipal de Cultura.

En las alegaciones, el Puerto de Barcelona defiende que el Hermitage es un proyecto de interés general que propone un espacio cultural y un proyecto arquitectónico emblemático que cuenta con el apoyo de numerosas entidades y asociaciones.

Motor de puestos de trabajo

Mercè Conesa considera que no se puede descartar "un proyecto de la importancia del Hermitage, que mantiene su compromiso de inversión y de desarrollar un proyecto cultural y social enriquecedor para la ciudad y generador de puestos de trabajo".

La presidenta del Puerto de Barcelona considera que "la implantación de un proyecto de estas características podría ser una muy buena oportunidad para avanzar en la reflexión estratégica de todo el espacio Puerto-Ciudad y consensuar nuevas inversiones en la línea del Pla Litoral que el Ayuntamiento de Barcelona aprobó".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat