Hermitage Barcelona ha presentado al Ayuntamiento alegaciones a la negativa del Gobierno municipal a la construcción del Museo Hermitage en la Nueva Bocana del Puerto.

En el documento de alegaciones recogido por Europa Press, se hace hincapié en que el proyecto cumple con todos los requisitos normativos, urbanísticos y administrativos.

Asimismo, ha recordado que la Tercera Modificación del Plan Especial de la Nova Bocana, aprobada el 27 de abril de 2018 con el voto favorable de BComú, "prevé el establecimiento del Museo Hermitage en ese emplazamiento".

A juicio de los alegantes, de no ser así, constituiría una actuación nula de pleno derecho que carece de fundamento jurídico, y que supondría una violación del Derecho de la UE en cuanto a la libre prestación de servicios y establecimiento.

Según ha podido saber Europa Press, Hermitage Barcelona ha mantenido encuentros con el Puerto y con representantes de los grupos municipales del consistorio excepto BComú, del que no ha recibido respuesta.

En los documentos incide en que cualquier arbitrariedad del Ayuntamiento iría en contra de la potestad de Puerto y el derecho del solicitante de la concesión, y basa la negativa municipal en razones ideológicas.

Subraya que es una "oportunidad" para la ciudad, y ha insistido en que la financiación es íntegramente privada, y que el proyecto permitirá recuperar y dinamizar la economía de la ciudad, así como un impulso cultural y educativo.

50 millones de capital privado

El proyecto cuenta con el compromiso expreso del director de The State Hermitage Museum, Mikhail Piotrovsky, con una inversión directa de más de 50 millones de euros de capital privado, un impacto económico en el entorno de más de 30 millones de euros anuales y la generación de cerca de 400 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Durante los encuentros, se ha destacado la contribución del proyecto al desarrollo del turismo de calidad, a potenciar la oferta cultural y fortalecer los lazos educativos, además de contribuir a la recuperación de la ciudad tras la crisis por el coronavirus.

La Cámara de Barcelona mostró hace unas semanas su apoyo a la construcción del museo al considerar que fortalecerá su posición cultural y dinamizará la economía de la capital catalana, que la entidad cameral considera una referencia cultural internacional gracias a la colaboración público privada.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat