El Área Metropolitana de Barcelona ha rechazado el incremento del 4% del precio del agua propuesto por la empresa Aigües de Barcelona.

El motivo que ha provocado la no aceptación de las tarifas, según la AMB, son algunas desviaciones detectadas respecto de la evolución de los ingresos a través el recibo del agua. En este sentido, en el 2017 los ingresos previstos por la empresa estaban cifrados en 297 millones de euros, una estimación que finalmente se ha visto incrementada en 31 millones de euros, hasta llegar a los 328 millones de euros.

Ante este incremento, la AMB revisará el acuerdo marco del contrato con Aigües de Barcelona para determinar el origen exacto del desequilibrio, y se estudiarán aspectos como el canon de conocimiento que cobra Agbar, los gastos de publicidad o los beneficios de la empresa.

Durante el pleno del Consell Metropolitano celebrado este martes, Eloi Badia, vicepresidente de Medi Ambient de la AMB, ha recordado que, "gracias a las políticas tarifarias de la AMB, en los últimos dos años el recibo del agua ha tenido una reducción del 4%, que supone un ahorro de 13 millones de euros anuales para la ciudadanía," y que, "en tanto que titular del servicio de agua potable, la AMB tiene la obligación de garantizar que la ciudadanía pague un precio justo por el agua".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat