El juez instructor de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha citado a los presidentes de Repsol y de La Caixa en calidad de investigados por el presunto espionaje al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, por parte del excomisario de la policía española, José Manuel Villarejo, en un intento por conseguir el control de la empresa.

Estas citaciones se han hecho en el marco de una investigación de la Fiscalía anticorrupción. El juez les ha imputado un delito de soborno activo por contratar los servicios de Villarejo sabiendo que era comisario del CNP.

En un auto avanzado por El Confidencial, el titular del juzgado central de Instrucción número 6 atiende la petición de la Fiscalía Anticorrupción, que el viernes pasado solicitó la imputación de los dos presidentes al apreciar indicios que hubo "confluencia de intereses" y una "actuación conjunta".

Se trata de una pieza separada del caso Villarejo sobre si Repsol y La Caixa acudieron al excomisario para desarticular "una estrategia de sindicación" por parte de Del Rivero "para asociarse con Petróleos Mexicanos (Pemex)" de cara a conseguir "casi un tercio" de las acciones de Repsol y acceder a su control.

De momento, lo que se sabe de esta investigación es que se hicieron seguimientos de las llamadas de Del Rivero y se recopiló información tanto empresarial como familiar. Las sospechas existentes son que estos espionajes se hicieron por orden de los presidentes de las dos compañías.

Hay que apuntar que la citación se produce después de que los responsables de seguridad de La Caixa y Repsol aseguraran que Villarejo era conocido por los presidentes de las dos compañías.

En su auto, García Castellón, se refiere a "una especie de acta", un documento denominado "Charla", de una reunión celebrada en noviembre del 2011 en Madrid en el domicilio de Rafael Redondo, uno de los socios de Villarejo, en la cual habrían participado los también los exjefes de seguridad de las dos empresas. Es por eso que el juez considera que esta reunión "avalaría que, de manera al menos indiciaría" los dos presidentes eran conscientes de la investigación encomendada a Villarejo.

Durante su declaración el pasado mes de diciembres, Del Rivero, declaró que los hechos se remontan a un consejo de administración de Repsol de finales de septiembre del 2011 en el cual los presidentes de La Caixa y Repsol, fueron muy duros con él por su relación con Pemex.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat