La bolsa española ha cerrado este martes con un 3,21% de pérdidas después de la resaca del lunes negro, y se ha aproximado a 7.400 puntos por la caída del sector eléctrico, los bancos y los grandes valores ante las sacudidas de Wall Street y el temor a que empeore la economía por la pandemia de coronavirus.

En su cuarta sesión consecutiva de pérdidas, el índice de referencia del mercado nacional, el Ibex 35, ha perdido 247,2 puntos, hasta los 7.461,5 puntos, niveles del comienzo de septiembre del 2012. En lo que llevamos de año, el índice ha retrocedido ya un 21,86%.

La volatilidad de Wall Street y la extensión de las medidas de confinamiento en toda Italia han revertido el rebote del Ibex conseguido en la apertura de la sesión, cuando la bolsa ha llegado a subir cerca del 4% y recuperar momentáneamente el nivel de los 8.000 puntos por las medidas de estímulo norteamericanas y el avance de las plazas asiáticas.

Excepto Repsol, que ha ganado un 1,62%, el resto de los grandes valores han mantenido las bajadas: Iberdrola ha caído un 5,62%, la tercera caída mayor del IBEX; Inditex un 4,66%; Telefónica un 3,97%; BBVA un 1,37% y Banco Santander un 1,04%.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat