Nueva huelga en Renfe en plenas vacaciones de verano y coincidiendo con la operación salida. El sindicato CGT ha convocado el miércoles 31 de julio un paro de doce del mediodía a cuatro de la tarde y de ocho de la noche a medianoche. El Departament de Treball, Afers Socials i Famílies y el Ministerio de Fomento han dictado unos servicios mínimos del 40% a Rodalies.

En relación con los trenes AVE y Larga Distancia se asegurará su circulación con un servicio del 78% de los trenes afectados, que son aquellos que se realizan con personal de Barcelona, y con un 65% los servicios de Avant, según ha informado la compañía Renfe.

Los viajeros con billetes adquiridos con antelación a los servicios afectados por la huelga pueden solicitar su cambio o reembolso sin ningún coste adicional. Los paros se repetirán el 14 y el 30 de agosto.

La CGT ha convocado estos paros para reclamar varias mejoras, como un aumento de las tasas de reposición, la conciliación familiar, que se pare la externalicación de los servicios o el derecho a promoción interna, entre otros. 

Según los sindicatos, con la manca de personal no es posible "mantener y garantizar la prestación de unos servicios de calidad y garantes de un ferrocarril para la mayoría y que se cumpla el real decreto 6/2018 referente al aumento de los puestos de trabajo y a la reducción de la jornada semanal a 37,5 horas a la semana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat