El Gobierno ha decidido mantener su previsión de crecimiento del PIB para este 2021 al 6,5%, como ya hizo en el mes de abril, a pesar de los malos datos epidemiológicos de la covid y la quinta ola. Así se desprende de la última actualización de las previsiones macroeconómicas del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Esta nueva actualización aprobada este martes por el Consejo de Ministros, también incorpora el retraso de la llegada de los fondos europeos, que según las previsiones iniciales tendrían que haber llegado ya, y el impacto de la quinta ola que está dificultando que el turismo vuelva a coger impulso este verano. Ahora bien, no parece que todos estos ingresos perdidos afecten al resultado final de las previsiones.

Además, el Ejecutivo español también ha aprobado el nuevo techo de gasto de 196.142 millones, que según ha asegurado la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, será récord para los Presupuestos de 2022, y recoge la llegada de nuevas partidas de los fondos europeos previstos por importe de 75.000 millones para los próximos tres años.

Según ha asegurado Calviño, en rueda de prensa después del Consejo de Ministros, cerca de un año y medio después del inicio de la pandemia, está en marcha una "sólida" recuperación económica en esta segunda parte del año. A este crecimiento contribuirá el consumo privado, que ha elevado en el segundo trimestre gracias al ahorro embalsado de 60.000 millones durante la pandemia, según ha asegurado la vicepresidenta.

En línea con los organismos internacionales

Las previsiones del Gobierno, vale a decir, se mantienen en línea con las estimaciones de organismos nacionales e internacionales. Entre ellos, el Banco de España prevé un alza del PIB para este año 6,2% y del 5,8% en 2022; la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), sitúa el crecimiento de la economía española en el 6,6% en 2021; y la Comisión Europea estima que se alzará un 6,2% este año y un 6,3% el próximo.

El Ejecutivo también ha mantenido sus estimaciones sobre la tasa de paro, que se situará este año en el 15,2% y se irá reduciendo hasta una media del 14,1% en 2022, senda descendente que continuará en los años siguientes. A pesar de la mejora estimada en la tasa de paro, el Gobierno espera que el empleo crezca este año un 4%, igual que el previsto en abril, mientras que en 2022 el crecimiento se situará en el 2,7%.

Calviño ha destacado que la tasa de paro prevista por el Gobierno para este año y el próximo es 10 puntos inferior a la fijada por varios organismos, gracias a la respuesta de política económica a la pandemia.

La subida del SMI, en septiembre

Además, Calviño también ha avanzado que en septiembre se verá "si es posible recuperar la senda de aumento del salario mínimo interprofesional (SMI)" y "acordar un alza para los meses finales de este año"

Según ha destacado la ministra en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en junio ya se ha recuperado más del 90% del empleo neto perdido después del primer golpe de la pandemia quedando unos 450.000 trabajadores en ERTE o en desocupación de los cuales perdieron su empleo en este momento y siente la "prioridad" su retorno al mercado laboral. En este contexto Calviño ha señalado que se podrá analizar en septiembre un alza del SMI, congelado en 950 euros mensuales.

Si se mantiene el ritmo de creación de empleo en verano, ha apuntado, en otoño tendremos "niveles de empleo próximos a los de febrero de 2020" y en septiembre "veremos si es posible recuperar la senda de aumento del SMI en la cual estábamos antes de la pandemia y acordar un alza para los meses finales del año".

La mayor oferta pública de empleo

Además, el Gobierno ha aprobado este martes 23.491 plazas para la Administración General del Estado (AGE) que, sumadas a las ya autorizadas para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, conforman una oferta de empleo público (OEP) para 2021 de 30.445 plazas, "la más amplia de la historia".

Así lo ha asegurado la ministra de Hacienda María Jesús Montero, en la misma rueda de prensa destacando que 9.509 plazas para la AGE serán de promoción interna y el resto, 13.982, nuevos ingresos.

La pandemia ha puesto aún más de relieve "la importancia de lo público" y de contar con una Administración "moderna", ha destacado Montero, que ha añadido que la voluntad del Gobierno es ir de "forma progresiva" a un proceso de estabilización de plazas que vaya reduciendo la temporalidad.

A las 23.491 nuevas plazas aprobadas este martes hay que sumar los reales decretos de oferta de empleo público de Fuerzas Armadas (con un total de 1.920 plazas) y de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (con 5.034 nuevos puestos) que ya obtuvieron la aprobación del Consejo de Ministros.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat