La Federació Catalana d'Associacions d'Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) contra la resolución del Govern que decreta el cierre de bares y restaurantes durante quince días. El recurso llega después de la publicación esta madrugada al Diari Oficial de la Generalitat (DOGC) de las nuevas restricciones adoptadas para frenar la extensión del coronavirus, medidas que han sido ratificadas este mediodía por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

La organización empresarial ha solicitado a la justicia que suspenda las restricciones que afectan bares y restaurantes pero también a los establecimientos de juego como medida cautelarísima. Los representantes del sector argumentan la petición asegurando que el decreto publicado por el ejecutivo catalán muestra "falta de proporcionalidad de las medidas, arbitrariedad, ineficacia y trato discriminatorio hacia otras actividades".

"Mala fe"

Además, Fecasarm denuncia la "mala fe" de la Generalitat por haber publicado la resolución la madrugada del mismo día que entraba en vigor y a las puertas del fin de semana. El DOGC ha publicado la madrugada de este viernes las nuevas medidas adoptadas para la contención del coronavirus, que incluyen el cierre de bares y restaurantes, y la limitación al 50% del aforo en comercios por un periodo inicial de quince días ante el incremento de los indicadores de la pandemia.

Fecasarm defiende que la decisión del Govern es contraria a una resolución dictada por el TSJC que hacía referencia a la limitación de la hora de cierre de los locales. En aquella ocasión, recuerdan, el tribunal tumbó la medida porque era "desproporcionada". "Si cerrar antes para evitar la movilidad ya era desproporcionado, cerrar totalmente las actividades todavía lo es más", señalan.

Manifestacio Sector Hosteleria ayuntamiento - Maria Contreras CollProtesta del sector de la restauración este viernes a la plaza Sant Jaume / Maria Contreras Coll

Alternativas

La entidad considera que "había muchas medidas previas menos restrictivas del derecho a la libertad de empresa" como limitar el aforo interior, reducir el número de comensales por mesa de seis a cuatro, permitir las actividades en espacios exteriores o imponer el registro de asistentes. Por eso, creen que "es ilegal" adoptar la medida que perjudica más los derechos de las personas y hacerlo de manera "indiscriminada" a todo el territorio.

También alegan que la decisión de la Generalitat es "ineficaz" porque las personas seguirán reuniéndose "en espacios más inseguros y los contagios seguirán subiendo.

Discriminados

"En la resolución recurrida se aplican a otros sectores, como al comercio o gimnasios, medidas menos restrictivas como reducción del aforo o aplicación del plan sectorial correspondiente", apunta Joaquim Boadas, secretario general y ninguno de los servicios jurídicos de Fecasarm. "En el sector de la restauración no se hace y se le aplica la medida más restrictiva de derechos", continúa

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat