El Col·legi d'Economistes de Catalunya (CEC) prevé que la economía catalana crecerá en torno a un 3% del PIB este 2018. Así, ve más "razonable" la predicción que ha hecho la Cambra de Comerç de Barcelona, del 3,1%, que las recientemente anunciadas por el BBVA y Funcas, del 2,5% y el 2,2%, respectivamente.

Las dos están por debajo de las previsiones que las dos instituciones hacen para el conjunto de España en 2018 (2,9% el BBVA y 2,8% Funcas) y son "bastante incongruentes" con lo que está pasando con la economía en los primeros meses del año, tal como ha apuntado en rueda de prensa este miércoles el economista Xavier Cuadras, miembro de la comisión de Economía Catalana del Col·legi.

Trece trimestres de crecimiento

Después de un fuerte periodo de crisis, la economía catalana lleva 13 trimestres creciendo por encima del 3%, un hito que es "extraordinario", en palabras de Modest Guinjoan, el presidente de la comisión. De cara al futuro, se espera que estas tasas de variación del PIB se suavicen.

Con unas exportaciones de récord, un crecimiento del empleo y cifras positivas en la producción y la inversión industriales, en términos globales, la economía catalana avanza a buen ritmo, según afirma el grupo de coyuntura de la Comisión de Economía Catalana del Col·legi d'Economistes.

Con todo, los expertos han detectado una "contradicción" en el ámbito del consumo, que en global sigue creciendo a un ritmo "alto", del 3,2% interanual en el primer trimestre. En cambio, el comercio no avanza al mismo ritmo: entre enero y abril, el índice de ventas en grandes superficies cayó un 2,9% y el índice de comercio al detalle sólo creció un 1,9%.

Según el economista Jordi Goula, uno de los factores que podría explicar esta diferencia es el auge del comercio electrónico, que hasta ahora era "residual" pero que podría estar estableciendo un "cambio de hábitos". De hecho, el e-commerce y las actividades del sector logístico que están relacionadas van "como una Harley", ha añadido Goula, y cada vez generan más puestos de trabajo. Al mismo tiempo, también ha apuntado como posible causa el hecho de que la climatología de los primeros meses del año no ha acompañado a la compra de ropa, mientras que sí que ha crecido el gasto en ocio, restauración y alimentación.

El turismo

Con respecto al turismo, el Col·legi d'Economistes certifica la tendencia de caída en el número de visitantes, que al mismo tiempo han aumentado el gasto. Y es que "hay países que han prestado turistas, como Túnez o Turquía, y ahora vuelven a recibir. Este préstamo se ha acabado", ha afirmado Goula, quien ha valorado positivamente que haya menos turistas pero en cambio gasten más.

Con respecto al sector inmobiliario, Goula ha puesto de manifiesto que, en Barcelona ciudad, el mercado está "frenado por la falta de oferta". No hay prácticamente obra nueva y la venta de primera mano "desde hace mucho tiempo se hace sobre plano", ha comentado. Por otra parte, ha añadido, "no hay oferta de producto de segunda mano".

Sector público

Con respecto al sector público, el economista Albert Carreras calcula que el presupuesto de la Generalitat del 2019 tendrá unos 700 millones de euros de margen para nuevos gastos. Y es que de los 25.000 millones de euros de presupuesto, la gran mayoría están "completamente obligados" y "el margen de maniobra es bajo".

Carreras ha apuntado como posibles prioridades del Govern las sociales como las guarderías, la renta garantizada de ciudadanía, las políticas de vivienda, la promoción de la lengua catalana y la financiación de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA). Carreras ha vuelto a defender que hubiera sido más conveniente hacer presupuestos para el 2018, cosa que la Generalitat ya ha descartado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat