"Los empresarios estamos en una situación peor que en una economía de guerra". Así lo ha asegurado el presidente de Foment del Treball Nacional, Josep Sánchez Llibre, después de recordar que el 65% de la economía catalana está "paralizada". La patronal ha calificado los datos de afiliación en la seguridad social de marzo como el "peor dato" de la historia y ha reclamado "complicidad" al ejecutivo español y el Govern para "salvar el empleo".

En concreto, ha pedido medidas para incorporar liquidez al tejido empresarial, como la suspensión del pago de los impuestos, y ha planteado que el Estado subvencione una parte de los salarios. "Aunque queremos pagar, no podremos", ha reconocido el presidente de la patronal.

Josep Sánchez Llibre ha incidido especialmente en la importancia de "preservar los trabajos" de los trabajadores actualmente afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Por eso, ha reclamado al Gobierno aplicar las "mismas medidas" que otros veintidós estados miembros de la Unión Europea, en referencia a "busca estímulos" para suspender los pagos.

El presidente de la patronal ha advertido que "es imposible" absorber todo el empleo si no hay actividad y ha reclamado medidas para "proteger la economía productiva" del país. Sánchez Llibre ha calificado las medidas para facilitar los ERTE como "interesantísimas" pero ha remarcado la importancia de que las empresas tengan "suficiente musculatura" para volver a generar empleo después de la crisis.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat