El ejército español entrará en las centrales nucleares para reforzar su seguridad durante el estado de alarma por el coronavirus. La vigilancia contra sabotajes y actos terroristas en plantas nucleares recae en la Guardia Civil, pero de manera excepcional esta tarea se compartirá con los militares, según explica El Independiente.

La Guardia Civil formará a los militares del Ejército de Tierra y Aire para que refuercen la seguridad de las centrales de Almaraz (Cáceres), Trillo (Guadalajara) y Cofrents (Valencia). Ahora bien, no participarán en la seguridad de las dos nucleares que hay en Catalunya: Ascó y Vandellós.

El motivo por el cual los militares entrarán en las nucleares es para poder liberar a parte de los guardias civiles que están allí normalmente para que puedan hacer otras tareas, explica el citado medio.

Este fin de semana llegarán los militares a las centrales españolas. En el caso de las catalanas será la Guardia Civil sola quien se ocupará de la vigilancia.

Las centrales nucleares tienen un pequeño cuartel dentro de su recinto con una treintena de agentes. En total 200 guardias civiles integran las unidades de respuesta destinadas a la protección de centrales nucleares.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat