El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado este lunes que para hacer frente a las consecuencias del confinamiento suspende el pago de facturas y alquileres para que empresas y trabajadores más vulnerables "no se queden sin recursos". Así lo ha anunciado en un discurso donde también ha asegurado que el sistema de paro parcial se ampliará "masivamente" para los trabajadores.

"Cualquier empresa, sea como sea de mayor, no quedará en el riesgo de ir a la quiebra", ha dicho Macron, que ha anunciado un plan de choque económico y social para ayudar empresas y trabajadores. Ante el aumento de los contagios por coronavirus en Francia, Macron también ha anunciado que a partir de este martes al mediodía se limita el movimiento de los ciudadanos a los "desplazamientos necesarios" durante como mínimo 15 días. "Estamos en guerra, una guerra sanitaria," ha subrayado.

La respuesta económica del presidente francés también prevé un "dispositivo excepcional" de aplazamiento de los cargos sociales y fiscales, además de una garantía de estado de 300.000 millones de euros en préstamos bancarios para pymes.

Desplazamientos esenciales

Con más de 6.600 positivos por coronavirus y cerca de 150 muertos, Macron ha anunciado el confinamiento de la población durante al menos las próximas dos semanas. Sólo se permiten los desplazamientos para ir a trabajar, a emergencias y a comprar alimentos. Quien no cumpla las normas puede ser sancionado, ha avisado el presidente francés.

Además, Macron ha anunciado que aplaza sin fecha la segunda vuelta de las elecciones municipales, justo un día después de que se haya celebrado la primera. También se paralizan todas las reformas que estaban en marcha, como la polémica reforma de las pensiones, que ha generado grandes protestas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat