El presidente de la Cambra de Barcelona, Joan Canadell, ha presentado este jueves su dimisión como máximo responsable de la entidad durante un acto de presentación de un estudio publicado por la entidad. Su dimisión, la cual fue anunciada el pasado mes de diciembre, coincide con el inicio de la campaña de las elecciones del 14-F y su condición de miembro de la candidatura de JxCat.

 

Canadell ha afirmado que renuncia "con nostalgia, pero habiendo cumplido los objetivos marcados", como es "recuperar el espíritu de ayuda a los pequeños y medios empresarios". No obstante, ha valorado en negativo que "no hemos sido capaces de aprobar la ley de cambres".

Su cargo lo ocupará a partir de ahora la ingeniera Mònica Roca, la primera mujer a presidir la Cambra de Barcelona durante sus más de 130 años de historia, y que Canadell ha definido como una persona "muy inteligente y con mucha experiencia".

Nueva etapa

Canadell, en su discurso de renuncia ha indicado que deja la Cambra con nostalgia, pero tranquilo por "haber demostrado que los independentistas somos capaces de administrar grandes organizaciones y estar a la disposición de ayudar en las empresas en los momentos oportunos".

Con respecto a las acciones que ha llevado a cabo la Cambra de Barcelona mientras estaba al cargo, ha destacado las acciones para conseguir respiradores, batas y equipos protectores durante la crisis sanitaria, como también 14 millones de mascarillas; la creación del Centro de Blockchain de Catalunya, y la recuperación de la Unión de Polígonos Industriales de Catalunya (UPIC).

También ha añadido que desde su cargo político se compromete a "hacer realidad la ley de cambres cuanto antes mejor", uno de los principales motivos por los cuales indica que se presenta a las próximas elecciones en Catalunya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat