Catalunya convergiría con las economías líderes europeas (renombres "frugales") si se redujera el déficit fiscal con el estado español y se invirtiera "más y mejor" en capital humano y tecnológico. Estas han estado las conclusiones extraídas por el estudio presentado hoy en la Cámara de Barcelona, Convergència con los frugales y déficit fiscal, por el presidente de la entidad, Joan Canadell, y el director del Gabinete de Estudios, Joan Ramon Rovira.

"Si queremos ser como Austria o Dinamarca, tenemos que invertir mucho más en R+D, educación e infraestructuras," ha subrayado Canadell, quien ha dicho también que "más allá de tener los recursos, es más importante preguntarnos hacia dónde tienen que ir para propiciar este cambio de modelo". El estudio presentado por el director del Gabinete de Estudios de la Cambra ha puesto de manifiesto que la reducción del déficit fiscal de Catalunya con España hubiera permitido aumentar el bienestar catalán por la vía de más inversión pública. Según el informe presentado, el PIB per cápita de la economía catalana tendría que crecer en torno a un 1,9% medio anual para convergir con los países frugales en el 2040.

Durante el acto, Joan Canadell se ha despedido de la presidencia de la Cámara con "tristeza", pero también "satisfacción" por haber podido ayudar en muchas empresas y autónomos y aportar mucha proximidad". "Han sido 20 meses intensos, pero han servido para situar la Cámara un poco más cerca de donde le tocaba", ha dicho Canadell.

Reducción del déficit fiscal

Una condición necesaria, pero no suficiente, que expone el estudio para poder convergir con los países frugales o punteros de la Unión Europea (UE) es reducir el déficit fiscal que tiene Catalunya con España y que se sitúa en el 8% del PIB. El estudio expone que el consumo per cápita de los catalanes, y que se toma como un indicador aproximado de bienestar, aumentaría un 11,6% en un solo año, mientras que en el estado español se reduciría en un 2,5%. Para conseguir estos datos, sin embargo, sería necesario que los países frugales de referencia en el estudio, Austria y Dinamarca, mantuvieran el nivel de crecimiento actual (entre el 1,1% y el 1,3%) y que se eliminara el déficit fiscal actual en Catalunya, recursos que se podrían destinar al territorio en inversiones. A pesar de este aumento del consumo en Catalunya, todavía no se conseguiría convergir a largo plazo con los países frugales europeos.

Para hacerlo, el estudio establece que la eficiencia del sistema productivo en Catalunya, representada por el indicador a Productividad Total de los Factores (PTF), tendría que crecer de manera sostenida en un 1,9% a lo largo del periodo de convergencia. La PTF depende de la calidad del trabajo y del capital y de la calidad de los procesos productivos, que en última instancia depende de la calidad del sistema institucional de cada país. Por el contrario, el estudio expone que en Catalunya la PTF tiene un ritmo medio anual de crecimiento del 0,2%.

La calidad del sistema institucional es clave para invertir eficientemente los recursos. Así pues, según el estudio, es más importante invertir "mejor" los recursos que tener más. Sin embargo, Catalunya muestra unos niveles de inversión en R+D, educación y gasto en inversión pública total muy menores a las de las economías frugales. Un aumento de estas inversiones permitiría a Catalunya ser más eficiente y así convergir con los países punteros europeos a largo plazo. A lo largo del periodo 2000-2019 la suma del consumo público (principalmente sanidad, educación y servicios sociales) y consumo privado por persona en Catalunya ha aumentado sólo un 1,7%, mientras que en Austria, el aumento ha sido del 5,8%, a Dinamarca, del 21,1% y al resto del Estado, del 8,6%, según datos del estudio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat