CaixaBank ha propuesto este martes a los sindicatos rebajar en 205 las extinciones de contratos en la red comercial situando así en 7.400 el número de salidas previstas por el ERE después de su fusión con Bankia. Al mismo tiempo, la dirección del banco ha reafirmado asimismo su compromiso que las 686 recolocaciones previstas en empresas filiales se harán manteniendo el salario fijo y la antigüedad, y ha abierto la puerta a la posibilidad de que algunos de estos empleados se puedan reincorporar a CaixaBank en determinadas situaciones, según ha explicado la empresa en un comunicado.

Además, en la reunión de hoy, se han vuelto a plantear nuevas propuestas para flexibilizar la red comercial y las condiciones laborales y también, con respecto a compensaciones por los afectados por el ERE, la dirección ha vuelto a solicitar a los sindicatos que planteen una nueva propuesta "que sea asumible para la entidad".

Por la otra parte, los sindicatos aseguran que los trabajadores afectados por las recolocaciones tendrían derecho a reincorporarse a CaixaBank por voluntad propia una vez transcurridos seis años y en caso de producirse una vacante en un radio de 50 kilómetros del centro de destino del empleado.

Además, también tendrían derecho de retorno, sin límite temporal, en caso de que la filial salga del ámbito de control del grupo o si la sociedad matriz realiza procesos de reestructuración de empleo que puedan interesar al trabajador.

Prórroga de las negociaciones

CaixaBank y los sindicatos han acordado este lunes prorrogar la negociación del ERE que presentó la entidad hasta el 29 de junio con reuniones los martes y miércoles hasta que se acabe el plazo. Inicialmente, el periodo para negociar la reestructuración de la plantilla del banco acababa este jueves, día 10 de junio, con esta decisión, se dan un poco más de margen para llegar a un acuerdo entre las dos, que ha sido la voluntad principal del banco durante todo el proceso.

Durante la reunión de este lunes, la dirección de CaixaBank, ya mostró su disposición a estudiar fórmulas para la redistribución territorial del excedente de personal con el objetivo de poder aceptar el máximo número de peticiones de adhesión voluntaria en aquellos sitios donde el número de personas interesadas en solicitar el plan de salidas incentivadas sea superior a la cuota identificada, siempre de acuerdo con las necesidades de negocio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat