El futuro de Luis Suárez es, ahora mismo, uno de los mayores interrogantes del entorno del Barça. Con la llegada de Koeman, el técnico neerlandés le comunicó que se buscara una salida, ya que no entraba en sus planes, y así lo hizo.

Desde un primer momento la Juventus fue la mejor posicionada para ficharlo, y el uruguayo parecía que veía con buenos ojos compartir ataque con Paulo Dybala y Cristiano Ronaldo, pero la operación está atascada. Dentro de la cúpula deportiva de la Juventus hay discrepancias sobre cuál es el jugador ideal para fichar, Dzeko (Roma), Milik (Nápoles) y Giroud (Chelsea) son los otros delanteros que están en las quinielas, junto con Suárez.

Giroud Griezmann Mundial Rússia Argentina França EFEGriezmann celebra un gol con Giroud, uno de los candidatos a reforzar a la Juventus. / EFE

No obstante, parece que Milik podría ocupar el sitio de Dzeko en la Roma y el bosnio acabaría en la Juve, cerrando las puertas a Suárez, pero el todavía jugador del Barça sigue esperando. Esta semana viajó a Perugia para someterse a un examen oral y escrito de italiano para poder obtener la ciudadanía italiana y no ocupar plaza de extracomunitario si acaba jugando a la Serie A, y lo aprobó, lo que evidencia que Suárez, en caso de marcharse del Barça, quiere seguir en Europa.

El Inter de Miami no lo pudo fichar ni por 8 millones de euros anuales

Eso explica que el tercer máximo goleador de la historia del Barça, sólo por detrás de Messi y Kubala, rechazara un contrato de 4 años para ir a jugar a los Estados Unidos. El equipo que intentó ficharlo fue el Inter de Miami, el club que fundó en el 2018 y que preside el exjugador del Madrid David Beckham.

Zlatan Ibrahimovic LA Galaxy EfeIbrahimovic ostenta el contrato mayor de la historia de la MLS. / EFE

Los de Florida, que recientemente han fichado a Gonzalo Higuaín, intentaron que Suárez fuera su delantero, y lo hicieron con una oferta de 8 millones de euros anuales, lo que lo habría convertido en el jugador mejor pagado de la historia de la MLS, la liga de fútbol de los Estados Unidos. Hasta ahora, el contrato más alto de la MLS lo tiene el exjugador del Barça Zlatan Ibrahimovic, que durante su etapa en Los Ángeles Galaxy cobraba 6 millones de euros anualmente.

Pero Suárez rechazó la oferta y dejó clara su intención de continuar en Europa, sea en la Juventus o en el Barça. Koeman sigue teniendo claro que lo quiere fuera, ya que no fue convocado ni para el partido del Nàstic ni el del Girona, y tampoco jugará el Gamper, pero el neerlandés no le cierra las puertas del todo, y ha asegurado que si se acaba quedando contará con él y será uno más de la plantilla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat