El Espanyol no se puede permitir más ridículos. Ni siquiera en el Santiago Bernabéu. Este sábado, el conjunto de Pablo Machín visita el feudo blanco para enfrentarse al Real Madrid en un partido correspondiente a la decimosexta jornada de Liga (13:00h / Movistar LaLiga). Los pericos son penúltimos con 9 puntos, de manera que una victoria no les serviría para salir del descenso, que hoy por hoy marca el Mallorca, que tiene 14. Aun así, el equipo blanquiazul busca un triunfo en un estadio de prestigio con el fin de hacer olvidar los ridículos firmados en el RCDE Stadium, donde todavía no ha sido capaz de ganar en toda la Liga.

¿La hora de los cambios?

La derrota contra Osasuna (2-4) evidenció que el Espanyol necesita reforzarse en el mercado de invierno, especialmente en ataque. Machín no tiene las piezas que desea, pero mientras no se abre la ventana de traspasos tendrá que seguir apostando por unos futbolistas cuestionados y los jugadores de la cantera. Víctor Campuzano, inoperante ofensivamente, podría dejar paso a Jonathan Calleri, y es que el argentino ya vió portería en la última jornada de Liga.

En el centro del campo, el técnico soriano no podrá contar con Víctor Sánchez, sancionado, de manera que debería ser el exmadridista Esteban Granero quien acompañara a Marc Roca en la medular. En defensa, habrá que ver si el técnico perico penaliza el error imperdonable que Bernardo Espinosa firmó contra el Osasuna y que se tradujo en el segundo gol visitante.

Después de aquel duelo, Machín tensó la cuerda al máximo calificando a sus jugadores de "pipiolos". El ataque a la plantilla, si no se traduce en buenos resultados, muy pronto se le puede girar en contra.

Bajas blancas

El Real Madrid, por su parte, buscará una victoria que lo situaría líder provisionalmente a la espera del partido del Barça, que a las nueve de la noche se verá las caras con la Mallorca. Los blancos han ganado 13 de los últimos 14 enfrentamientos contra el Espanyol en todas las competiciones y ha mantenido la portería a cero en las últimas cinco visitas de los pericos.

Aunque los precedentes son muy favorables al Real Madrid, Zinedine Zidne afronta el duelo con las enfermería llena de bajas. Marcelo y Hazard, que no llegarán al Clásico, se suman a Marco Asensio, James Rodríguez y Lucas Vázquez, mientras que Gareth Bale, que ha entrenado en solitario, no ha arriesgará con el fin de poder estar en el Camp Nou.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat