El Barça no ha podido seguir mandando en el Santiago Bernabéu porque se ha rendido. Derrota en casa del eterno rival después de un partido que ha tenido dos fases diferenciadas. Y el Real Madrid recupera el liderato de la Liga Santander.

El Barça saca el estilo en el Bernabéu

El Bernabéu ya es casi como el Camp Nou. O al menos eso parecía. El Barça hace años que se siente como en casa y el césped de Chamartín es como un jardín de pruebas para practicar el mejor fútbol. Será la intensidad de la afición rival o las ganas de derrotar al eterno rival en su estadio, pero el Barça siempre exhibe parte de seu mejor versión.

Con Jordi Alba recuperado, Umtiti como el acompañante de Piqué, los tres peloteros Busquets-De Jong-Arthur, y con Arturo Vidal, aparte de Messi, se ha buscado aplicar el estilo Setién en territorio hostil. Y ha sido efectivo. Posesiones largas, incluso, interminables, y un Madrid noqueado a base de esconderles la pelotita.

valverde umtiti griezmann barça madrid efe

EFE

Aquel Barça con crisis institucional, con alboroto interno y también con dudas futbolísticas parecía ser historia. Y Josep Maria Bartomeu sonriente desde la grada porque parecía que el fútbol le volvía a salvar la cabeza.

Pero si Messi ha vuelto a ser protagonista —sólo en el primer tiempo— también han aparecido futbolistas secundarios que han dado un paso adelante: Semedo, Arthur y Griezmann han sido intensos y han puesto a prueba a un Madrid débil en defensa. Pero a pesar de llegar a portería rival en contadas ocasiones, Courtois ha sido salvador para la alegría de un Bernabéu que ha llegado a silbar a su equipo por inoperantes.

arthur melo barça efe

EFE

El Madrid reacciona con el efecto Braithwaite

Y al inicio de la segunda mitad todo ha cambiado. Los primeros veinte minutos han sido totalmente del Madrid. Y suerte de Ter Stegen, que ha puesto una mano prodigiosa a disparo de Isco. Y después Piqué, que ha sacado otro intento de un omnipresente Isco sobre la misma línea de gol.

El Madrid ha necesitado poco para activarse. De la impotencia a la inercia ganadora. Y el Barça ha pagado caro un pequeño error de Braithwaite, que acababa de entrar al campo y ya había dispuesto de la oportunidad de marcar el primer gol del partido. Vinícius se aprovecha que el danés no ha cerrado bien en defensa, para entrar solo dentro del área del Barça y marcar gol, ayudado por un rebote con Piqué y acabar despistando a Ter Stegen.

vinicius jr madrid barca EFE

EFE

A veinte minutos para el final el Madrid ha encontrado el premio más inesperado y al Barça le han llegado las prisas. Pero Messi ha estado desafinado y no ha podido tocar las notas que siempre emocionan a los culés. Falta de precisión y falta de efectividad.

Ni la entrada de Ansu Fati y de Rakitic en el tramo final han podido reconducir un partido que se ha ido por un error que ha condenado al Barça. Finalmente, antes del pitido final, Mariano Díaz ha sentenciado con el segundo gol ante un Barça que ha bajado los brazos y ya se había rendido.

El liderato vuelve a ser del Madrid y el Barça cae después de cinco años ganando en Liga en el Bernabéu. Y la crisis que parecía marcharse por la puerta trasera vuelve a entrar en escena. A Bartomeu no le ha ido nada bien la derrota en casa del eterno rival.

Semedo da alas al Real Madrid
El Clásico Semedo da alas al Real Madrid Pau Cusí