Marc Márquez no piensa rendirse y sigue empeñado en volver a subirse a su Honda más pronto que tarde. Tras pasar por el quirófano por tercera vez hace 50 días para solucionar las secuelas que le dejó en el húmero de su brazo derecho una caída en Jerez, el piloto de Cervera ha iniciado un ambicioso plan de recuperación que está siguiendo a rajatabla, con la mente puesta en poder iniciar el campeonato del mundo, que si el coronavirus no lo evita arrancará en la clásica carrera de Qatar el próximo 28 de marzo.

Márquez sigue con buenas sensaciones

Si ayer el mayor de los Márquez mostró una ilusionante fotografía haciendo ciclismo indoor, este viernes ya ha sido el turno del brazo izquierdo, una carga de trabajo que ya empieza a afectar también al brazo dañado, muestra inequívoca de que la recuperación va por el buen camino. "¡Empezando con el brazo izquierdo!", ha tuiteado Marc Márquez en su cuenta de Twitter, un mensaje que ha acompañado con una fotografía en la que se le ve haciendo pesas, con una protección en el brazo derecho, el dañado.

A pesar del aumento en la carga de trabajo, Márquez ya ha reiterado varias veces que no piensa precipitarse a la hora de volver, consciente que un error en este sentido podría ser muy negativo para su carrera deportiva.

Marc Marquez gossos casa operacio @marcmarquez93

Marc Márquez, jugando con sus perros / @marcmarquez93

Los 6 meses de calvario de Marc Márquez

El calvario de Marc Márquez empezó hace 6 meses, el 19 de julio pasado, cuando estaba protagonizando unas de sus míticas remontadas. Fue entonces cuando perdió el control y salió disparado, con tan mala suerte que la moto acabó impactando con su brazo derecho con mucha virulenta. A los 2 días, Márquez pasó por el quirófano y 4 días después se volvió a subir a la moto. Las sensaciones, sin embargo, no fueron buenas, y el de Cervera paró.

Marc Màrquez moto EFE

Marc Márquez tiene muchas ganas de volver a los circuitos / EFE

El 3 de agosto fue intervenido de nuevo, tras comprobar los médicos que la placa que le habían atornillado al hueso fracturado se había quebrado. Desgraciadamente, la segunda intervención tampoco fue bien, pues el hueso, muy erosionado, no se consolidó como se esperaba. 

Finalmente, y tras consultar a varios especialistas, Márquez decidió pasar una tercera vez por el quirófano, cruzando los dedos para que a la tercera sea la vencida. Parece que seis meses después, Marc Márquez empieza a ver la luz del final del túnel.

 

Imagen principal: Marc Márquez, ejercitando su brazo izquierdo / @marcmarquez93

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat