Al lado de Josep Maria Bartomeu, llorando desconsoladamente y con tensión palpable en el ambiente. Así es como Luis Suárez, tercer máximo goleador de la historia del Barça, se ha despedido del club blaugrana en la rueda de prensa de su despido, celebrada este jueves en el Camp Nou. El delantero uruguayo, nuevo futbolista del Atlético de Madrid, se ha mordido la lengua para no criticar al máximo mandatario y se ha negado a regalar un titular chillón el día de su despido. Las palabras han sido cordiales pero su lenguaje corporal lo ha dicho todo.

"Se acaba una etapa de la cual tengo que estar muy orgulloso, son muchos años y me llevo amigos. Aparte de un jugador se va un ser humano con sentimientos. La familia me ha dado apoyo en los buenos momentos, pero también en los malos. Quiero agradecer a la afición y al staff el apoyo que me ha dado siempre. También quiero que los seguidores sepan que aquí tienen culé más", ha dicho entre muchas lágrimas.

Después de anunciar que el club quiere homenajear al delantero en el Camp Nou cuando la pandemia lo posibilite, Bartomeu ha dado paso a un vídeo recopilatorio sobre Suárez y ha desaparecido. Las preguntas únicamente han sido para el uruguayo, un clásico del máximo mandatario culé.

Las turbulencias de su adiós

Suárez, en cambio, sí que ha respondido las preguntas relativas a su adiós. El ya exjugador blaugrana ha dejado caer que cuando Ronald Koeman le comunicó que no contaba con él, ya se había enterado de su decisión a través de los medios de comunicación. "No soy ajeno al informe periodístico que hay. Había especulación sobre los jugadores que saldrían y la llamada del entrenador lo confirmó. Yo ya lo sabía", ha dicho. "No tenía ningún problema al dar un paso al lado, pero quería seguir entrenando hasta que encontrara una solución", ha añadido.

Suárez, además, ha bromeado cuando le han preguntado si se reprochaba algún hecho de su paso por el club. Juzguen ustedes mismos.

En cualquier caso, el delantero ha preferido no hacer reproches en el día de su despido. "En el Barça siempre tienes que estar rindiendo al máximo y nunca sabes cuántos años durarás. Estoy más que orgulloso de estas seis temporadas", ha apuntado. "Cada jugador tiene su momento. Hay que aceptarlo. Cuesta, es difícil, se han vivido muchas cosas, pero toca aceptarlo", ha añadido.

Suárez, quien ha reconocido que ha vivido un mes "de locos", ha repasado los mejores momentos vividos con la camiseta blaugrana. "Conseguir la primera Liga, la Champions y marcar un gol en la final, jugar con jugadores con los cuales jugaba en la PlayStation... me quedo con todo eso", ha dicho.

El delantero, además, ha hecho autocrítica por las derrotas en las eliminatorias de Champions contra la Juventus, la Roma, el Liverpool y el Bayern. "Nos ha pasado cuatro veces, tenemos que aprender de ello. Pero no me puedo reprochar nada, he jugado con molestias y todo el mundo lo sabe", ha dicho.

Por último, el '9' ha hablado sobre su nuevo equipo, el Atlético de Madrid, y sobre el hecho de enfrentarse al Barça. "Me siento capacitado para seguir competiendo en la Liga. Tengo muchas ganas. Seguiré compitiendo y demostraré que puedo seguir compitiendo", ha sentenciado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat