No tiene rival. Lewis Hamilton (Mercedes) ha vuelto a ejercer un dominio absoluto encima del asfalto, esta vez del circuito de Spa-Francorchamps, en Bélgica, y acentúa un liderato en el Mundial que ya es de 47 puntos con respecto al piloto de Red Bull, Max Verstappen, que hoy ha acabado tercero, detrás de los dos Mercedes, el de Hamilton y el del finlandés Valtteri Bottas.

Sin novetades en el frente

Los cuatro primeros clasificados han ratificado la posición obtenida en la quali de ayer, en una carrera que ha tenido su punto más alto de emoción con la remontada de Ricciardo (Renault). El australiano, después de una mala gestión del safety car que había entrado después de un accidente entre Giovinazzi y Russell, ha podido recuperar posiciones hasta acabar cuarto, culminando así un gran fin de semana de Renault, ya que su compañero de escudería Ocon ha acabado quinto.

Problemas para Sainz y ridículo histórico de Ferrari

El único piloto español en la parrilla, Carlos Sainz, que iba a salir desde una interesante séptima posición, no ha podido ni empezar la carrera a causa de un problema con la unidad de potencia que ha derivado en la rotura del tubo de escape.

Ferrari, por su parte, ha firmado una carrera que, lamentablemente para los de Maranello, será difícil de olvidar. Ninguno de los dos monoplazas han conseguido cruzar la línea entre los 10 primeros, o, dicho de otra forma, ni Vettel, 13.º, ni Leclerc, 14.º, han conseguido puntuar. Eso no sucedía desde 2010, cuando Fernando Alonso y Felipe Massa quedaron 14.º y 15.º respectivamente en el gran premio de Gran Bretaña.

Celebración con homenaje y reivindicación

Lewis Hamilton, del cual se había especulado los últimos días que podía negarse a correr como protesta por los continuos ataques racistas en los Estados Unidos, ha querido celebrar la victoria con un gesto reivindicativo y, al mismo momento, triste.

El piloto británico ha hecho el famoso gesto de "Wakanda Forever" de la película Black Panther, un gesto de homenaje a Chadwick Boseman, actor afroamericano que interpreta a este personaje y recientemente muerto a causa de un cáncer de colon.

Lewis Hamilton Wakanda Forever Formula 1 GP BélgicaLewis Hamilton, haciendo el gesto de Wakanda Forever, en homenaje a Chadwick Boseman. / EFE

Al mismo momento, este es un gesto de reivindicación racial, un papel de activista que Hamilton hace tiempo que juega, intentando hacer valer su rol como único piloto negro de la parrilla de la Fórmula 1.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat