Firmas falsas, Josep Maria Bartomeu y su directiva sentenciados, el paro de la moción de censura, el abogado apareciendo en escena... la película continúa. La última denuncia del Barça a la Guardia Civil por sólo 5 papeletas sospechosas es el nuevo episodio de esta crisis. El abogado contratado por el Barça confirma que no hay más intención que señalar el fraude de estas 5 firmas, pero los impulsores de la moción salen para defenderse.

Jordi Farré, promotor de la moción de censura y uno de los representantes de la Mesa, ha contradicho la versión del Barça, que apunta que 5 firmas son falsas: "Estas 5 papeletas son amigos míos, una familia de Olot". Así de contundente ha sido Farré en la SER, que además ha definido la denuncia: "La palabra sería asco".

Jordi Farre oficinas FC Barcelona @jordifarrefcb

Jordi Farré en las oficinas del Barça / @jordifarrefcb

Además, defiende que "se ha roto la línea de custodia de las papeletas" y que al final "el argumento para decir que son falsas es que se han escrito con el mismo bolígrafo... ¡son familia!".

Duch defiende la legalidad de las firmas

Marc Duch, portavoz de 'Més que una moció', ha explicado que en su caso él también siguió este procedimiento, escribiendo él mismo las papeletas de su padre, de su madre y la suya (menos la firma).

El Barça busca detener el proceso de la moción como sea y se coge a cualquier mínima grieta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat