Muy malas noticias para el Barça. Philippe Coutinho y Ansu Fati continúan lesionados, y lo estarán más tiempo del previsto porque sus lesiones en el menisco se han complicado.

La lesión de Coutinho no mejora

El primer caso de duda es el de Coutinho. El futbolista brasileño del Barça no acaba de curar la lesión en el menisco externo de la rodilla izquierda. Pasó por quirófano al principio del mes de enero y previeron una baja de tres meses. Los plazos, sin embargo, no se han cumplido y su vuelta se podría alargar bastante más de lo esperado.

El pasado lunes reapareció en Qatar, donde se hizo una revisión médica. Y parece que su retorno se podría aplazar casi dos meses. Recuperación más lenta, con sensaciones insuficientes para volver a competir y, consecuentemente, problemas para el Barça.

Philippe Coutinho Barca lesion EFE

Coutinho después de lesionarse / EFE

Más allá que Coutinho tenga sobre la mesa la opción de volver a operarse o de ser más conservador y volver en los últimos partidos de temporada, parece que el objetivo del Barça de hacerlo jugar para revalorizarlo y venderlo en el próximo verano no saldrá cómo se esperaba. El futbolista brasileño volverá a finales de mayo si finalmente acaba volviendo a la competición esta temporada.

Gran preocupación por Ansu Fati

Pero lo que de verdad preocupa al barcelonismo es la lesión de Ansu Fati. A estas alturas hay muchas dudas sobre los problemas físicos del delantero blaugrana, que sufrió una rotura del menisco interno el pasado mes de noviembre y tuvo que pasar por quirófano. Cinco meses de baja que podrían hacerse más largos del previsto porque ha habido complicaciones de última hora.

Ansu Fati escudo Barca @fcb

Ansu Fati celebrando un gol con el Barça / FC Barcelona

Si justo hace unas semanas parecía que la recuperación iba por buen camino, en los últimos días ha habido recaída. No ha sufrido la misma lesión en el menisco, sino que ha vuelto a ver cómo se inflamaba la articulación suturada. Visitas a médicos especialistas en menisco en España y también en Lyon, y decisión próxima.

Ansu Fati y el Barça tendrán que decidir en las próximas dos semanas qué pasa con su recuperación y si necesita una nueva intervención. Ansu sólo tiene 18 años y se tiene que ir con prudencia ya que una mala recuperación podría truncar toda su carrera futbolística. Primero de todo, quince días de esfuerzos para ver la reacción real del menisco: si hay una nueva inflamación tocará volver a pasar por el quirófano y se perderá la temporada; si reacciona bien podría acabar la temporada jugando algún partido. En ningún caso, sin embargo, se teme por su carrera deportiva.

 

Imagen principal: Ansu Fati lamentándose de una ocasión desperdiciada / EFE

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat