La Direcció General de Política Lingüística (DGPL) del Departament de Cultura y el Consorci per a la Normalització Lingüística (CPNL) están muy satisfechos por el programa de Voluntaris per la Llengua (VxL), que se basa en la creación de parejas lingüísticas, entre un voluntario catalanohablante y un extranjero que no habla catalán: una iniciativa que no sólo contribuye a la mejora del catalán de los que acaban de llegar al país, sino que también potencia otros aspectos de su integración. Ante el éxito de esta propuesta, ahora se ha ampliado con la creación de la figura del Voluntariat per la Llengua Virtual, pensado para gente que tiene ganas de participar en esta iniciativa pero que no encuentra forma de hacerlo por cuestiones de mobilidad o de ubicación geográfica.

Videoconferencia

La clave de esta nueva modalidad es la videoconferencia. Con las nuevas tecnologías no hace falta que las parejas de voluntarios se encuentren presencialmente, sino que pueden interactuar mientras están en sitios distantes. El compromiso de las parejas lingüísticas es encontrarse una hora por semana durante al menos 10 semanas para hablar, en catalán, de lo que quieran en un contexto distendido, escogiendo el día y la hora que les vaya bien. Con la modalidad virtual, lo podrán hacer desde un ordenador o dispositivo móvil con el programa de videoconferencia que más les convenga. Para participar como voluntario, para ayudar a otra persona a practicar el catalán, o como aprendiz, para practicar la lengua, hace falta ser mayor de edad e inscribirse al programa http://vxl.cat/participa. Hay que indicar la opción escogida entre la modalidad virtual, la presencial o ambas.

Prueba piloto

El programa se ha experimentado con 23 parejas virtuales formadas por voluntarios que ya habían participado en el programa VxL presencial y alumnos de los cursos de la modalidad libre de la plataforma Parla.cat de aprendizaje virtual, procedentes de Barcelona, Girona, Guadalajara, Guipúzcoa, Madrid y Sevilla, y de varios países como Argentina, Holanda, México o Rusia. La valoración general de la prueba piloto por parte de los voluntarios y de los aprendices ha sido muy buena.

Más de 100.000 parejas y 14 años de trayectoria

El programa Voluntariat per la Llengua se inició en 2003. En 2015 celebró la consecución de las 100.000 parejas lingüísticas, y actualmente ya se han superado las 110.000. Después de más de diez años, el Voluntariat per la Llengua mantiene su vitalidad. El año 2015 se formaron más de 10.000 parejas lingüísticas. Participaron 10.173 personas (5.987 aprendizas y 4.186 voluntarias). Del conjunto de los participantes, 5.702 se inscribieron por primera vez (3.917 aprendices y 1.785 voluntarios). Los aprendices procedían, mayoritariamente, de América del Sur y, en menor medida, del Norte de África, la Unión Europea y Centroamérica. La mayoría tenían entre 30 y 39 años. Con respecto a las personas voluntarias, la mayoría tenían entre 50 y 65 años.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat