La Plataforma per la Llengua ha concedido el premio Martí Gasull i Roig, por su ejemplaridad en la defensa del catalán, a los supermercados Bonpreu-Esclat. El premio ha sido entregado por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont. Lo ha recibido Joan Font, presidente de la cadena, uno de los empresarios más activos en la defensa del catalán.

Premio democrático

Cualquier persona puede dirigirse a la Plataforma per la Llengua para sugerir el nombre de un candidato al premio. La selección de los finalistas es realizada por el jurado, que en esta edición estaba integrado por los escritores Jaume Cabré y Carles Torner, la cineasta Isona Passola, la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, la editora valenciana Rosa Serrano, el director del Centre de Normalització Lingüística de Barcelona, Jordi Manent, y el fundador de la Plataforma per la Llengua, Bernat Gasull.

Son los votos populares, emitidos por internet, sin embargo, los que determinan quién se lleva el galardón. Este año, 5.000 personas han participado en esta votación.

Sorpresa

En ediciones anteriores, el Martí Gasull había recaído en organizaciones dedicadas específicamente a la defensa del catalán. El año pasado recibió el galardón Escola Valenciana, la organización encargada de defender el catalán en las escuelas del País Valenciano.

Hace dos años galardonaron a la Assemblea de Docents de les Illes Balears, el colectivo de maestros que, con sus camisetas verdes, desafió la política lingüística del PP pese a la fuerte presión a que se les sometió. Un perfil completamente diferente al de la cadena de supermercados Esclat-Bonpreu.

Apuesta por el catalán

Esclat-Bonpreu es una cadena originaria de Les Masies de Voltregà. No sólo etiqueta en catalán, sino que ha iniciado acciones para fomentar el uso del catalán en sus establecimientos (por ejemplo, con el reparto de chapas "Por favor. Háblame en catalán" a sus empleados). Es conocida la tendencia nacionalista de la dirección del centro.

Joan Font está convencido de que, si cada uno hace lo que toca, el proceso triunfará. En la Diada del 11 de septiembre acostumbran a dar facilidades para ausentarse del trabajo a los trabajadores interesados en participar en los actos. Y en su página web tiene un apartado denominado "Territori" en el que apuesta claramente por la gastronomía catalana y da a conocer otros aspectos del país.

Una ceremonia lucida

La ceremonia de entrega del premio ha tenido lugar en el Centre de Cultura Contemporànea de Barcelona (CCCB); ha sido dirigido por la actriz Georgina Latre y ha contado con el acompañamiento musical de la cantante Gemma Humet.

Durante el acto se han hecho muchas referencias al activista que da nombre al premio, Martí Gasull. Han intervenido el president de la Generalitat, la presidenta del Parlament, y Mercè Conesa, la presidenta de la Diputación de Barcelona, entidad que asegura la concesión del premio. Joan Font, el presidente de la cadena, ha recibido el premio de manos del president de la Generalitat.

Los parlamentos

Font, tras desear que en un futuro próximo Cataluña tenga una "república normal, como Francia,Italia o un país de éstos", en la que no sean necesarios premios como éstos a la defensa de la lengua, ha apostado que para él no había sido mal negocio apostar por el catalán, ya que "mucha gente nos valora por el uso de la lengua del país". Y ha asegurado a los políticos presentes que los catalanes están dispuestos a continuar luchando: "los catalanes, cuando sea necesario, volverán a salir a la calle". En su parlamento, el presidente de la Generalitat ha felicitado al ganador y a los finalistas y ha denunciado que "el Estado español ha dimitido de su obligación constitucional de defender al catalán y a las lenguas minoritarias". Pero ha asegurado que la fuerza del catalán es inmensa, porque en realidad viene de sus hablantes.

Los finalistas

Entre los finalistas había el Grupo Flash, el grupo periodístico que ha difundido el catalán a través de las emisoras musicales Flaix FM y Ràdio Flaixbac. Los organizadores han destacado que el grupo radiofónico "ha roto tópicos ofreciendo una programación radiofónica diversificada en catalán". Y también la Asociación de Trabajadores Pakistaníes, una organización de inmigrantes que ha apostado muy seriamente por la defensa del catalán. La organización del acto ha alabado, también, su tarea en el ámbito lingüístico.

El premio Martí Gasull i Roig está dotado de 3.000 euros, y además, con una pequeña escultura creada por el orfebre Joaquim Capdevila. El premio constituye un homenaje póstumo a Martí Gasull i Roig, un activista por la lengua. Gasull murió en el Himalaya en 2012, a los 43 años, a causa de un alud. Había sido uno de los impulsores de la Plataforma per la Llengua, y cuando murió sus compañeros y su familia intentaron perpetuar su recuerdo impulsando un premio a la defensa del catalán.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat