El coronavirus supondrá un "batacazo tremendo" para el sector audiovisual catalán. Así de contundente y directa fue ayer Isona Passola, presidenta de la Academia del Cine Catalán, en unas declaraciones en la ACN. Según Passola, cuantificar ahora el coste de la crisis es incierto, ya que todavía no se conoce la duración del confinamiento, pero sin embargo manifestó que el Gobierno tendrá que poner sobre la mesa ayudas económicas que permitan restablecer la salud de un sector, el audiovisual, que saldrá "mucho afectado" de esta crisis.

EL NACIONAL premios Gaudí alfombra vermalla Isona Passola Carles Palacio
Cuando todo se detiene

"Si estamos confinados tres meses, los rodajes del verano se tendrán que aplazar un año". Que las salas de cines hayan cerrado es sólo la punta de lanza de un sector en el cual los rodajes, que también se han cancelado, sufrirán una demora temporal que obligará a aplazarlo todo unos cuantos meses; en relación con los rodajes, Passola aseguró que de las 35 producciones televisivas en marcha antes de la crisis, sólo dos o tres habían empezado el rodaje, que evidentemente han tenido que detener.


Cancelaciones como el Festival de Málaga, de la cual el cine catalán volvía año tras año con varias producciones premiadas, han hecho mucho daño al sector de nuestra casa. Excepto guionistas y montadores, que son los únicos que estos días pueden trabajar con relativa normalidad confinados en casa, para la presidenta de la Academia la situación del resto del sector es dramática y, como todos, espera que se pueda restablecer pronto la normalidad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat